Una explosión en un almacén de municiones en la provincia de Idleb, al noreste de Siria, ha provocado el derrumbe de dos edificios. El desplome de la estructura ha generado un saldo de al menos 60 personas fallecidas. De éstas, 17 eran mujeres y 27 niños, según reporta la agencia de Defensa Civil en Siria.

Sobre este particular, el director de dicha agencia, Rami Abdel Rahman, agregó que “al menos 52 civiles, entre ellos 17 niños, la mayoría originarios de (…) Homs, perdieron la vida en la explosión". Asimismo, señaló que tras la explosión murieron cerca de 17 milicianos de grupo yihadista, Hayat Tahrir al Sham.

El funcionario también informó, con respecto a los cuerpos bajo los escombros, que “las búsquedas continúan y el balance podría agravarse".

El reducto de Al Qaeda que aún domina parte de Siria

El depósito de municiones pertenecía a un traficante de armas. A su vez, dicho depósito se encontraba ubicado en la planta baja de un edificio residencial. Esta edificación se trataba de un edificio de cinco pisos, los cuales según informan las ONG sirias, eran ocupados por desplazados de la provincia de Homs, que venían huyendo de la guerra.

La provincia de Idleb se ha convertido en un verdadero rompecabezas en el que confluyen diferentes grupos armados, adversarios entre ellos, pero que luchan en contra del gobierno del presidente sirio Bashar Al-Assad.

Entre estos grupos insurgentes, se encuentra el de los yihadistas, residuo de la filial de Al Qaeda en siria, al cual pertenecía el traficante de armas propietario del almacén que estalló. Fuentes internacionales apuntan a que este grupo de yihadistas controla el 60% del territorio de la provincia.

La provincia de Idleb también se ha convertido en el último refugio de desplazados sirios, quienes huyen del poderío militar de Al-Assad.

En este sentido, luego de ser tomada y controlada por los grupos rebeldes durante el año 2015, la provincia se ha transformado en la fortaleza del frente contra el mandatario sirio. En la misma, se estima que en la actualidad residan más de dos millones y medio de desplazados, quienes esperan el fin del conflicto bélico.

Se espera un recrudecimiento del conflicto sirio

Por su parte, el gobierno de Al-Assad ha intensificado sus ataques y bombardeos en contra del norte de Idleb, en donde se encuentra en el mayor número de rebeldes. Asimismo, el gobierno sirio cuenta como aliados en este conflicto con Rusia e Irán, quienes no han escatimado sus esfuerzos en garantizar la estabilidad y continuidad del gobierno sirio. Asimismo, el gobierno de Damasco se encuentra enviando tropas terrestres a esta provincia, dado que se espera un recrudecimiento de los enfrentamientos.

Las muertes causadas por el derrumbe, se suman a las más de trescientas cincuenta mil personas fallecidas en lo que va del conflicto en Siria. Desde el 2011, luego del levantamiento de los grupos rebeldes, Siria se ha convertido en un hervidero de guerras entre etnias que luchan entre sí y entre grupos rebeldes que se oponen al gobierno de Bashar Al-Assad.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!