El incendio provocado este día lunes por la caída de un rayo fue mitigado tres días después, tras una intensa batalla de los bomberos de la comunidad autónoma de Valencia, en España. El Consorcio Provincial de Bomberos declaró que hacen lo posible para garantizar la seguridad del perímetro y admiten estar preocupados por la propagación del fuego a gran velocidad.

Hasta ahora, varios municipios y una cifra enorme de masa forestal-agrícola han sido afectados por el desarrollo del incendio. Bosques y áreas verdes han quedado aisladas y devastadas por el pasar del fuego. Según datos confirmados, Gandía es la zona más perjudicada con 948.6 hectáreas quemadas, le sigue Llutxent, con 840,6, Pinet, con 818,6, Ador, con 150,6, Barx, con 87,11, y Quatretonda, con 11,5.

Según reportes, el fuego también consumió un total de 40 casas en las urbanizaciones de la Ermita, Montesol y Montepino.

Destrucción y desalojo en las calles de Valencia

Una de las imágenes más impactantes relacionadas al incendio fue la total desaparición del paraje natural de El Surar, que se ubicaba entre las áreas de Llutxent y Pinet. Este bosque tenía un gran valor para los valencianos, que lo veían como un emblema de la zona y un generador importante de dinero.

Debido a esto, el Ayuntamiento de Quatretonda prohibió el acceso a la zona y la circulación en su camino. Dicen que todavía hay probabilidades de que las llamas renazcan a consecuencia del viento, que aún puede levantarse. Recomendaron que aquellos que aún residen en los campos deben abandonar sus hogares lo más pronto posible y bajar al casco del municipio urbano.

Algunos de ellos fueron llevados a albergues u hoteles gracias a la colaboración de Ayuntamientos y voluntarios de la Cruz roja. Se espera que regresen a lo largo del día de hoy para lograr un mayor nivel de control.

Todos luchan para detener el fuego

En los territorios afectados están trabajando más de 600 efectivos vía terrestre y 27 aéreos de distintas administraciones, como los bomberos forestales y personal de la Generalit.

Asimismo, los miembros de los consorcios provinciales de bomberos de Valencia, Alicante y Castellón, también se unieron con el cuerpo Municipal de Bomberos de Valencia. Al mismo tiempo muchos de los que se encontraban retirados o que se encontraban de vacaciones acudieron voluntariamente al oír de la terrible situación.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, expresó que gracias a la información dada por la “Cecopi” se dieron cuenta que la situación sigue siendo muy complicada. Frente a la prensa, lamentó que los vientos se volvieran agresivos el pasado día martes, ya que la multidireccional del mismo impedía atajar el fuego y terminar con el fenómeno climatológico. Además, agregó que las circunstancias han significado todo un reto y han hecho imposible dar fin al incendio. Aun pesar de tdo esto, se muestra convencido y motivado con la solución de este problema.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!