El Valle de Nalón se convierte cada año en una propuesta turística tentadora para cientos de personas que andan a la búsqueda de aventuras extremas. Precisamente allí es donde se encuentra una de las minas de explotación donde se realizan visitas guiadas a su interior.

Se trata del pozo del Sotón de Hunosa, una parada obligatoria para ponerle un toque curioso a las vacaciones de verano. Los visitantes que se han adentrado en él relatan que es una experiencia maravillosa, siempre y cuando no le temas a los lugares cerrados. El pasado martes se tomó la decisión de cerrar sus puertas como medida de precaución porque se detectó una combustión de carbón en el interior de la mina que causó un incendio.

Según el vocero de la empresa Hunosa explicó, que la intención de su cierre temporal era limitar el acceso a la mina para evitar que entren grandes cantidades de oxígeno de la superficie y que esta manera se extinga el fuego. De inmediato se procedió a colocar muros improvisados y se activaron los protocolos de emergencia propios de estos casos.

Los especialistas están a cargo de la situación

La Brigada de Salvamento en trabajo conjunto con el personal interno de la mina está llevando a cabo los trabajos, sin embargo, según relatos de los propios mineros explicaron que es normal que este tipo de incendios ocurran. No obstante, hay que tomar las medidas apropiadas. Una vez que cierren los accesos de oxígeno, de seguro se erradica el incendio puesto que el fuego se queda sin combustible y de inmediato se extingue.

Aunque se dio a conocer que el cierre de puertas temporal es solo para el interior de la mina, porque las rutas exteriores continuarán al igual que las diversas actividades en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería, ubicado en las adyacencias del Pozo.

Hay que tomar en cuenta que el incendio no es visible ya que se encuentra varios kilómetros adentro de la mina.

Según explicaron algunos mineros expertos es un problema rutinario que se controla fácilmente si se siguen paso a paso los protocolos internos. Aseguraron que en pocos días se retomarán las visitas internas ya que tienen reservados todos los cupos, pero por ahora mientras pase la contingencia seguirán aplicando las medidas de seguridad.

El pozo se convirtió en parada obligada para miles de turistas

El pozo del Sotón de Hunosa abrió sus puertas al público desde el año 2015, desde el primer día ha sido visitado por más de veinte mil turistas de diferentes partes del mundo, trayendo grandes dividendos para la empresa Hunosa. Por esta razón es que las instalaciones deben cumplir con los protocolos de seguridad para personas externas, y de esta manera poder seguir continuando con este tipo de turismo que tanto impacto ha causado en los últimos años.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!