El pasado 29 de diciembre, en horas de la madrugada, en Gualeguaychú, Fernando Pastorizzo, un joven de apenas 20 años de edad, fue asesinado de dos disparos. Y desde esa fecha, su novia Nahir Galarza, de 19 años de edad, ha permanecido privada de libertad, acusada de homicidio. Este 3 de julio, la justicia argentina fijó la condena de prisión perpetua para la joven.

El polémico caso se resuelve, luego de 6 meses de agonía de la familia de Pastorizzo, pidiendo que se hiciera justicia, y de los múltiples intentos de la defensa solicitando prisión domiciliaria para la chica, los cuales fueron rechazados por los tribunales argentinos.

Ese 29 de diciembre

En plena calle y en horas de la madrugada, dos tiros acabaron con la vida de Fernando Pastorizzo, en el 2017. Según el relato durante el juicio, de la propia Nahir, esa noche, previo al homicidio, habían tenido relaciones sexuales en su propia casa. Pero luego tuvieron una discusión y según cuenta la joven, él la agredió verbal y físicamente. Al salir de la casa, al parecer Pastorizzo tomó el arma del padre de la chica, que es policía, y se fueron en la moto del joven.

Según la versión de la joven, se sintió asustada por la gran velocidad y la inestabilidad de la moto, momento en el que le sacó la pistola del bolsillo, la cual se le disparó accidentalmente, y al ver caer al joven, se le disparó de nuevo el arma. Asustada y aturdida, decidió irse a su casa, y alegó no haber hecho nada, pues no pensó que iba a morir.

Las declaraciones contradictorias de Nahir

A la mañana siguiente, es buscada por la policía y desde un primer momento, Nahir dio declaraciones en las que se contradecía. Primero reconoció haberle disparado, luego alegó que había sido un accidente. Durante el juicio, insistió en varias oportunidades, en que no eran novios, y esto era un punto clave, ya que el nexo entre ellos permitiría determinar si había agravante para el homicidio, lo cual podía llevarla a recibir la máxima condena.

A pesar de que la familia de Nahir declaró, en apoyo a la chica, que eran solo amigos, se mostraron evidencias del joven en fotos familiares, varios meses atrás, incluso en un viaje de la familia Galarza a Río de Janeiro.

De igual manera, Nahir declaró que Pastorizzo la golpeaba, se drogaba y la obligaba a mantener relaciones sexuales con él. Esto fue confirmado por las declaraciones de la madre de Nahir, por lo que la defensa alegaba, que la chica era víctima de Violencia de género por parte de Fernando.

Sin embargo, esto fue descartado, pues los amigos del chico, y hasta su propia madre, declararon que la violenta era ella. Además, durante las audiencias, salieron a relucir audios y chats donde el chico contaba como Nahir y su mejor amiga, lo habían golpeado en días anteriores. Por otro lado, la autopsia descartó, al menos que esa noche en que fue asesinado, hubiera consumido algún tipo de drogas .

La sentencia

El caso creó mucha polémica, sin embargo, durante el juicio se determinó que el arma fue disparaba voluntariamente por Nahir Galarza, y que los jóvenes eran novios. Por lo que este 3 de julio, en ausencia de la acusada y sus padres, los jueces la condenaron por "homicidio calificado por una relación de pareja", y le impusieron cadena perpetua.

De esta manera, Nahir Galarza , de 19 años de edad , se convierte en la mujer más joven en recibir la máxima condena en Argentina.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!