Ayer se reportó una explosión de menor categoría en el metro de Southgate, en Londres. La explosión causó lesiones a varios viajeros que se encontraban en la estación. La causa de la explosión, según la Policía Metropolitana, sería el cortocircuito de una batería, excluyendo el terrorismo, aunque no descartándolo por completo.

Los heridos tienen lesiones leves

El martes por la noche en Londres, una estación de metro de Southgate al norte de la ciudad fue evacuada después de una ligera explosión. Se produjeron largas demoras en la línea Piccadilly, uno de los lugares más visitados por los turistas y los residentes.

Cinco personas resultaron heridas entre la multitud que intentaba salir de la estación. Tres de ellos fueron tratados en el lugar por lesiones menores, mientras que otros dos viajeros fueron llevados directamente al hospital.

La causa de la explosión fue un cortocircuito

En una declaración que reafirma la exclusión de cualquier hipótesis terrorista, Scotland Yard luego especificó que la causa de lo que se llamó una "pequeña explosión" sería un cortocircuito de la batería. El incidente, como se mencionó, provocó numerosas demoras en el tránsito del metro, pero no lesiones graves. Desde el principio, la policía definió el estallido como "inferior", como si fuera un petardo o algo similar.

Las personas se habían bajado del tren cuando ocurrió la explosión

James Ayton, de 34 años, que vive en Southgate, dijo a la Asociación de la Prensa que se encontraba en la escalera mecánica cuando vio una explosión con poco fuego. Inmediatamente después vio a algunas personas tratando de huir. "No fue una explosión, fue más como un silbido", explicó.

Los pasajeros acababan de bajar del tren subterráneo, para ese entonces la escalera mecánica estaba llena de gente.

"Algunas personas fueron pateadas en la escalera mecánica, hubo gritos, una anciana resultó herida, tuve que llevar a una mujer por las escaleras, creo que estaba conmocionada, no podía caminar, estaba temblando", dijo el hombre.

Inmediatamente se encontraron con miembros del comando antiterrorista de la Policía Metropolitana. Pero la policía de transporte británica aseguró unos minutos más tarde que la explosión no estaba vinculada al terrorismo, pero que deberían seguir investigando.

Hasta el momento solo se sabe que fue una simple explosión por el cortocircuito de la batería, pero las investigaciones continúan para esclarecer los hechos. No se puede descartar por completo una acción terrorista, aunque la escena pueda decir lo contrario.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!