¿Eres una persona muy religiosa? ¿Crees en los milagros? Si respondiste que no a estas preguntas, después de esta maravillosa e increíble historia tal vez logres convencerte de que los milagros sí existen o que esa luz al final del túnel de la que siempre hablan, realmente está allí esperándote.

La historia de Dylan

Esta historia tiene lugar en Inglaterra y su protagonista es un niño que estuvo por casi un año en coma y con cero esperanzas de recuperarse. Su nombre es Dylan Askin y cuando tenía dos años fue diagnosticado con histiocitosis pulmonar de células Langerhans, un cáncer que hace que los pulmones se llenen de quistes.

Esta enfermedad es poco común, le da a un niño por cada millón.

En la navidad de 2015, cuando Dylan tenía dos años y lo llevaron al hospital Derby, porque le costaba respirar mucho, fue allí donde le dieron ese terrible diagnóstico. El pequeño entró en coma cuando sus pulmones colapsaron un 80% y un Viernes Santo del 2016, sus padres lo bautizaron en su cama de hospital, para desconectarlo al día siguiente del respirador artificial. Y fue aquí donde ocurrió el milagro, Dylan despertó después de tanto tiempo estando en coma.

Entrevista a la madre

Esta historia se hizo viral este domingo en una entrevista que le hizo el diario británico Daily Mail a la familia. La madre del infante relató cómo vivió toda la situación "Los aparatos conectados a Dylan estaban al máximo", él estaba sufriendo y los médicos no le daban ninguna esperanza de vida "no iba a volver a casa".

El Viernes Santo toda la familia fue a despedirse de Dylan.

Después le redujeron la medicación y comenzaron a sedarlo, para prepáralo, pero se produjo "un milagro de pascua ". Hoy, después de 5 años, el infante ha superado la enfermedad. El 1ero de abril, Dylan se convirtió en una esperanza para muchas personas que luchan contra el cáncer infantil. Ahora el pequeño es la imagen de la campaña de Clic Sargent, una oenegé que se encargó de realizar una recaudación de fondos para las familias con cáncer infantil en Inglaterra.

La madre de Dylan, Kerry cree firmemente que su hijo es "un milagro de Semana Santa". A pesar de ella no es una persona muy religiosa, está segura que esta vez se trata de eso. Cuando su hijo mayor se enteró de que su hermano había despertado, le dijo que él era como Jesús, ya que casualmente estaba aprendiendo eso en la escuela.

Esperemos que el pequeño siga gozando de buena salud y sirva de esperanza para todas aquellas personas que luchan contra esta terrible enfermedad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!