¿Qué harías si después de cierto tiempo de trabajo arduo y horas extras, la empresa te dice que no te va a pagar por ese tiempo "demás" por falta de efectivo? ¿Recurres a tu sindicato o armas un gran espectáculo por el cual podrías ir preso?

Pues, al parecer unos empleados de General Motors de Corea de Sur se tomaron unos segundos para reflexionar acerca su situación y eligieron el segundo escenario.

Los empleados de GMK se descontrolaron al enterarse que no iban a recibir un bono extra, porque a la compañía está atravesado una "crisis de efectivo" de acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg.

Esto hizo que los trabajadores decidieran destruir la oficina del CEO de la empresa.

Reacción violenta de los trabajadores

En el vídeo de YouTube se puede ver como los empleados están congregados afuera del despacho hablando y luego deciden entrar. Toman la mesa grande y con esfuerzo la sacan de la oficina, mientras que, otros toman las sillas y las golpean contra el suelo, otros toman las cosas que había en una mesa grande redonda y las baten.

También tratan de sacar estantes y escritorios arrastrando cables que parecen de uso telefónico. Hasta una planta pagó las consecuencias de la violenta decisión de los trabajadores. Dejaron la sala casi vacía llena de papeles, prendas de vestir, sacos en el piso y al final, salen de la habitación. Después regresan en busca del saco, lo revisan y se van con él.

Una decena de hombres participaron en estos destrozos del despacho ejecutivo de la empresa.

Declaración de GMK

La agencia trató de ponerse en contacto con el sindicato que representaba a los trabajadores, pero no tuvo éxito. Aunque, si logró hablar con un portavoz de GM Corea quien confirmó el motivo de la Protesta de los trabajadores y que además exigían la renuncia del CEO de la compañía.

En la declaración de General Motor se señaló que ocurrió un incidente violento en la sede ejecutiva de GMK en Bupyeong, la cual ocasionó daños de suma importancia en la propiedad de la empresa. La parte positiva fue que ningún empleado resultó herido durante el altercado.

Añadió que la compañía respeta el derecho de protesta por parte de los empleados, pero esta acción representa una amenaza para la seguridad de las personas que ocupan cargos en la empresa.

Tampoco tolerarán este comportamiento y por consecuencia remitirán el acto violento a la policía local y a la Fiscalía de Incheon, como también tienen la intención de a presentar cargos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!