La decisión de prolongar la detención de Ana Julia Quezada en la comandancia de la Guardia de Almería y el hallazgo del arma con la que asesinó al pequeño Gabriel Cruz el pasado el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas de Níjar (Almería) han sido las últimas novedades sobre la investigación del caso Gabriel, a día 14 de marzo.

Declaración incompleta e interrumpida hasta mañana

Ana Julia ha sido conducida de nuevo a la comandancia de la Guardia de Almería a pesar de llevar más de 72 horas detenida. El Juez ha pedido 24 horas de prórroga antes de llevarla a prisión. Los motivos son que la autopsia reveló que el pequeño murió por una asfixia violenta y un golpe en la cabeza, algo que no ha coincidido con la declaración de Ana Julia ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería esta mañana.

Los investigadores creen que Ana Julia Quezada había dejado el hacha preparada un día antes. En el caso de no haber sido planeado el crimen, podría considerarse como homicidio, lo que acarrea de 10 a 15 años de prisión; mientras que de haber sido un crimen planeado y siendo la víctima un niño, la pena de prisión sería permanente.

La asesina culpa a Gabriel para burlar la prisión

La versión de Ana Julia Quezada a la Guardia Civil es que Gabriel y ella discutieron por el hacha. En palabras de la confesa autora del crimen, el pequeño estaba jugando con el objeto cuando se acercó para quitársela. “Nos peleamos por ella y al final con la rabia, acabé asfixiándole”, cuenta la entonces pareja del padre del pequeño.

"Tú no eres mi madre, tú no me mandas y además no te quiero volver a ver nunca”, son las palabras que según Ana Julia le dijo Gabriel antes de empezar el forcejeo.

Otra de las declaraciones que hizo la dominicana esta mañana ante Rafael Soriano, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, es que acudió a la finca de Rodalquilar para trasladar el cadáver después de que la Guardia Civil le pidiera las llaves de la misma. Asimismo, ha reconocido que dejó la camiseta blanca interior en la depuradora para distraer los trabajos de investigación y de búsqueda que se estaban llevando a cabo.

La Guardia Civil encuentra el hacha con el que Ana Julia golpeó a Gabriel

La Guardia Civil ha encontrado el hacha con la que Ana Julia golpeó en la cabeza a Gabriel y la pala con la que enterró al pequeño. Ha sido esta tarde en la finca familiar donde se produjo el crimen.

Por otro lado, el abogado defensor de Ana Julia, Esteban Hernández, ha dicho que esta le ha manifestado su preocupación por Ángel, el padre del pequeño, así como se ha mostrado arrepentida y “deteriorada”, tanto que incluso relata que no quiere comer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!