Stephen Hawking fue un caso excepcional al superar las expectativas de vida. Le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA) a los 21 años, le dieron una esperanza de vida de 3 años y desafiando todos los pronósticos, la estrella más brillante falleció a los 76 años. Una de las mentes más asombrosas del mundo de la ciencia se ha apagado hoy 14 de marzo en la madrugada, pero nos deja todo un legado.

La enfermedad neuromuscular que sufría comienza con síntomas de debilidad muscular hasta alcanzar una parálisis completa, incluyendo los músculos imprescindibles para la vida, como los encargados de la alimentación y la respiración.

Todo un superviviente, pese a la enfermedad que le supuso una clara guerra contra sí mismo que logró enfrentar durante 55 años, sin perder la ilusión y la curiosidad por la búsqueda plena de los secretos del universo.

No podía hacer prácticamente nada

El cosmólogo y astrofísico perdió la capacidad de caminar, alimentarse por sí mismo, escribir y hablar. Stephen Hawking fue reconocido independientemente de sus logros científicos por la superación de sus impedimentos vitales mediante el uso de una silla de ruedas que le permitía comunicarse mediante un sintetizador de voz, controlada por un ordenador a través de los movimientos de sus ojos, cabeza y mejillas.

En la actualidad no existe ningún tratamiento que cure la ELA

Sólo existen medicamentos para combatir los síntomas y ejercicios mediante la fisioterapia y el trabajo de logopedas.

El británico físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico nació el 8 de enero de 1942 en Oxford, obtuvo su doctorado de Física en Cambridge en 1966 y más de una docena de títulos honorarios. El único premio singular que desafortunadamente se le escapó fue el premio Nobel.

Fue conocido por sus teoremas espaciotemporales en la relatividad general, su teoría Radiación de Hawking que consiste en la emisión de radiación en los agujeros negros, su trabajo Breve Historia del tiempo: Big Bang de los agujeros negros donde trató de explicar de forma sencilla la Historia del Universo.

Pudo disfrutar de su homenaje cinematográfico "La teoría del Todo" donde el cineasta James Marsch retrató su vida en la gran pantalla en el año 2014, protagonizada por Eddie Redmayne quién nos mostró la vida del profesor y todos los momentos clave que tuvo que afrontar a lo largo de los años. En este film podemos conocer en profundidad como desarrolló sus famosas teorías espacio-temporales en la relatividad general y mecánica cuántica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!