12 días son los que han pasado desde aquella tarde del 27 de febrero que Gabriel Cruz desapareció en las Hortichuelas,una pedanía de la población almeriense de Níjar [VIDEO]. Sobre las 15 horas, el niño fue a jugar a casa de sus primos a tan solo 100 metros de casa de su abuela y en este momento se le perdió la pista, pues el pequeño nunca llegó a su destino.

Ana Julia Quezada, la novia del padre era la principal sospechosa

Esta mujer fue la que encontró la camiseta de Gabriel en una zona que ya había sido rastreada por la Guardia Civil, además de que la encontrase sola, pues iba 500 metros delante del padre de Gabriel. Otra de las pistas que Ana Julia dio a la Guardia Civil es que fue la última persona en vestir al niño el día de su desaparición y salió un minuto más tarde de Gabriel de la casa de su abuela. Estas son algunas de las pruebas por las que la benemérita tenía a Ana Julia en el punto de mira, y desde entonces no le perdió la pista.

El viernes, un dispositivo de la Guardia Civil comunicó a los padres del pequeño que la principal sospechosa era Ana Julia y a partir de entonces la seguían a todas partes. Así fue, como el pasado domingo al tenderle agentes de la Guardia Civil una ``trampa´´, la señora se percató de ello y sacó el cuerpo sin vida de Gabriel de un pozo localizado en el término municipal de Rodalquilar. Tras ser fotografiado el hecho, un coche camuflado de la Guardia Civil la siguió cuando la presunta culpable se dirigía al piso que ella y el padre del niño tenían en Vícar, a unos 60 kilómetros de las Hortichuelas. La mujer intentaba trasladar el cuerpo de vida del niño y fue en ese momento cuando la Guardia Civil la detuvo, tras comprobar que en el maletero se encontraba el cuerpo del niño envuelto con mantas llenas de barro. [VIDEO]

Los entrañable mensajes de Patricia Ramírez, la madre del niño

Desde los primeros días a la desaparición, la madre de Gabriel mandó un comunicado a toda España en el que decía que su niño quería ser biólogo marino y por lo tanto todos los que le quieran dar apoyo a Gabriel y no pudieran ir a la manifestación convocada el pasado viernes en Almería, pusieran ``pescaítos´´ en los cristales de los comercios, puertas, redes sociales.

Y así fue, Internet se llenó de peces dando ánimos al pequeño.

En todo momento, Patricia ha estado muy cercana a su marido y ha anunciado a muchos medios de comunicación que no hay que darle protagonismo a la mujer que ha matado a Gabriel, no se lo merece, pues en este mundo hay muchas personas buenas que no harían lo que ha hecho Ana Julia. Según afirma la progenitora, a Gabriel le gustaría tener un final alegre.

Esta tarde, tras dos horas de autopsia se ha confirmado que Gabriel Cruz falleció por estrangulamiento y a continuación el cuerpo del niño ha sido trasladado a la Diputación Provinical de Almería donde se ha instalado la capilla ardiente. Al lugar se han desplazado familiares, amigos de Gabriel y numerosas personas anónimas que conmocionadas con la muerte del pequeño le han querido dar el último adiós.