La Comunidad de Madrid vuelve a estar en el punto de mira al volver a tener un repunte en los contagios de Coronavirus, siendo la única comunidad que no ha bajado de los 200 casos por 100.000 habitantes Los epidemiólogos ya vaticinan la inminente llegada de una cuarta ola tras las vacaciones de Semana Santa. Los casos detectados provenientes de Madrid supondrían entre el 35 y el 40%, únicamente entre finales de febrero y la última semana, además es la tercera región de España con mayoría de camas en plantas de hospitales ocupadas y la segunda en ocupación de camas en la UCI.

Preocupación ante una cuarta ola

Esta preocupante situación hace que no se termine de doblegar la curva de contagios incluso cuando ya se ha puesto en marcha la vacunación, habiéndose también retomado la aplicación de la vacuna de AstraZeneca que estuvo momentáneamente paralizada. Los expertos afirman que de no bajar el ritmo de contagios después de Semana Santa habrá inexorablemente una cuarta ola de COVID-19, datos que preocupan al gobierno que ya ha cargado contra el gobierno de Madrid por la laxitud de sus medidas en varias intervenciones mediáticas.

Desde los sectores sanitarios se llama a la responsabilidad individual durante la relajación de medidas que se presenta en el territorio español para estas fechas.

Aun así, Madrid era una de las comunidades reticentes a cerrar perimetralmente y reducir el turismo. Ha habido gran polémica por la permisividad del turismo de otros países a España, ya que muchos turistas con restricciones en hostelería y ocio nocturno en sus respectivos países han decidido pasar la Semana Santa en nuestro país, algo que algunos sectores han visto como una oportunidad para un remonte económico y otros como una amenaza para la situación sanitaria por la movilidad del virus y el aumento de los contactos sociales.

Una breve desescalada en Semana Santa

Semana Santa ha supuesto una nueva relajación de las medidas de contención tras el acuerdo del Consejo Interterritorial sobre las Comunidades Autónomas de permitir movilidad entre provincias y aumentar el horario de la hostelería hasta las 22:30 horas y el toque de queda hasta las 23:00h horas.

Sin embargo, hay medidas que se han mantenido como la reducción de personas reunidas entre 6 en exterior y 4 en interior, y la prohibición de reuniones en domicilios de personas no convivientes.

Madrid, además, se enfrenta a unas próximas elecciones autonómicas después de la festividad de Semana Santa que podrían coincidir con la eclosión de la cuarta ola de contagios en la Comunidad que se vería también empeorada por los retrasos que se han reportado en la distribución de las diferentes vacunas, aunque desde el Gobierno llaman a la tranquilidad y remarcan el buen ritmo de vacunación que presenta España.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!