La nueva cepa de COVID-19 fue registrada por primera vez en las tierras de Kent, uno de los 47 condados de Inglaterra, Reino Unido. Asimismo la noticia ha trascendido por primera vez en todos los portales del mundo, y a día de hoy se ha confirmado que es potencialmente contagioso hasta tal punto que se estima que se extenderá a lo largo del mundo. "Según una experta inglesa, asegura que esta nueva variante se prolongue durante al menos una década". Así pues, el gran daño que ha causado esta nueva cepa al país ha sido importante, y se estima que también se extienda a otros países del mundo con gran probabilidad.

Así lo ha asegurado la directora del Consorcio de Genómica del Covid de Reino Unido Sharon Peacock.

Sharon Peacock da su punto de vista acerca del futuro con respecto al COVID-19

La cepa británica ya se ha encontrado fuera del Reino Unido, y según las fuentes, son 50 países en los que se encuentra en circulación esta variante de COVID-19. Asimismo, Sharon Peacock explica de tal forma que una vez que se haya podido superar el virus, teniendo en cuenta las mutaciones que este podría tener y deja de comportarse de forma tan virulenta por consecuente avanzar a una enfermedad, entonces sí dejaría de ser una preocupación. Sin embargo, la experta asegura y cree que esto no será fácil, por lo que en el futuro seguiremos haciendo lo mismo, "por lo menos diez años más".

La experta dice que las vacunas actuales se crearon a partir de las versiones anteriores del COVID-19

No obstante, parece ser que ciertas preguntas aparecen en torno a las vacunas creadas para combatir el Coronavirus, los científicos creen que las versiones actuales de estas vacunas deberían funcionar, pero quizás el porcentaje de efectividad está por estudiar.

Por otro lado la profesora Sharon Peacock afirmó que las mismas vacunas que fueron aprobadas para el Reino Unido no tendrían ningún problema y estarían funcionando y siendo muy efectivas contra la variante que existen del virus actualmente en el país,

Afirma que la vacuna de Oxford es efectiva ante la nueva cepa británica

Pues precisamente se trataría de la vacuna de Oxford, pues últimamente se ha originado ciertas dudas con respecto a su efectividad contra las nuevas variantes del COVID-19 y sobre todo para aquellas personas mayores de edad.

No obstante, se arrojaron datos de ensayos en Sudáfrica con otras variantes de la cepa mutada, por la cual indicaban que esta vacuna ofrecía una protección con un porcentaje de efectividad muy bajo en síntomas leves y moderadas en algunos jóvenes. Por otro lado, la directora de inmunización de la Organización Mundial de la Salud, Katherine O´Brien determinó como no concluyente a los estudios llevado acabo en Sudáfrica, y dejo en claro que esta vacuna supone una efectividad contra Enfermedades graves por lo que debería de ser elogiada.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!