En Valencia, la Conselleria de Sanidad ha detectado un total de 62 personas vacunadas contra el Coronavirus sin ser grupos de riesgo, de los cuales 10 son cargos públicos. A este respecto, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, acaba de declarar en rueda de prensa que de los 233 casos analizados por no pertenecer a ningún grupo de riesgo, sólo 171 estaban realmente justificados.

A las 62 personas restantes se les ha abierto una investigación para dirimir responsabilidades. Suponen, según la consellera, un 0,046% del total de las 149.000 personas vacunadas hasta la fecha en la Comunidad Valenciana; de las cuales 58.000 pertenecen a residencias para mayores y más de 90.000 a personal sanitario.

10 cargos públicos se encuentran entre las 62 personas vacunadas sin ser de riesgo

Ana Barceló ha iniciado la apertura inmediata de expedientes informativos con la finalidad de depurar todo tipo de responsabilidades y averiguar el grado de implicación de los miembros de la Conselleria. En este sentido, Salud Pública iniciará una investigación para conocer si han sido vacunadas personas no correspondientes a los grupos estipulados y, llegado el caso, aplicar la debida sanción. En total se han abierto 9 expedientes que afectan a personal propio involucrado en el proceso de vacunación.

Entre las 62 personas vacunadas sin pertenecer a grupos de riesgo, se encuentran 10 cargos públicos. A saber: El ex fiscal jefe de Castellón, Jose Luis Cuesta, los alcaldes Ximo Coll Moll y su mujer, Carolina Vives Bolufer, Luis Rubio, Francisco López López (cuyo expediente ha sido archivado por habérsele administrado una vacuna sobrante la jornada en que dio comenzó la campaña de vacunación), Ángel Ribés Bellés, Bernabé Cano, los concejales José Galiana y Cristina Morera, y el diputado provincial Juan Bautista Roselló.

La consellera Barceló agilizará los trámites necesarios para que Salud Pública abra y tramite los correspondientes expedientes, así como la ejecución de las sanciones aplicables según las leyes que rigen la Comunidad Valenciana en materia de salud pública.

La decisión adoptada por el Comité de Bioética

Ana Barceló deja claro que se seguirá las recomendaciones adoptadas por el Comité de Bioética; es decir, que a las personas que han sido vacunadas sin corresponderle aún, les será aplicada la segunda dosis después de que se haya vacunado a los grupos de riesgo establecidos, o en un plazo máximo de 6 semanas desde que recibieron la primera.

El Comité de Bioética también ha insistido en que se tomen medidas disciplinarias, ya sea de orden político o administrativo, con todas aquellas personas vacunadas sin pertenecer a ningún grupo de riesgo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!