En el análisis efectuado sobre los efectos secundarios ocasionados por la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus se establece que solamente se han detectado casos graves en 1.500 personas de un millón. El resto ha padecido síntomas leves en un porcentaje que detallamos más adelante y con una duración que va de 24 a 48 horas tras la puesta de la inyección. Se constata, eso sí, que el impacto ocasionado por la segunda dosis es mayor que el de la primera.

La administración de la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus no ha aumentado las bajas laborales

Tras la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el Coronavirus son bastantes los sanitarios que relatan varios tipos de molestias, como malestar en el brazo, dolor de cabeza o fiebre de corta duración durante las 24 a 48 horas siguientes. Otros síntomas, como el cansancio, los escalofríos y malestar general también son constatables, si bien todos ellos tienen una duración de pocas horas desde que comienzan a notarse. Se comprueba que la gran mayoría de los profesionales han seguido realizando su trabajo y no existe constancia de que haya habido bajas laborales debido a la puesta de la segunda dosis; si bien algunos han acudido a su puesto con algunas décimas de fiebre.

Carmen Cabezas, subdirectora general de Promoción de la Salud y coordinadora de la vacunación contra la COVID-19, ha declarado en rueda de prensa que estos efectos se producen tras la puesta de la segunda dosis, si bien su duración no va más allá de las 24 a 48 horas en total. Según las autoridades catalanas, no se han detectado síntomas más graves.

Efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca contra la COVID-19

La administración de la vacuna de AstraZeneca; conocida también como `vacuna de Oxford´, trae aparejados una serie de síntomas que son descritos por el Ministerio de Sanidad, los cuales son, por orden de porcentaje de mayor a menor, los siguientes:

  • Sensibilidad en la zona de inyección (63,7%)
  • Dolor en el lugar de la inyección (54,2%)
  • Fatiga (53,1%)
  • Cefalea (52,6%)
  • Mialgias (44%)
  • Artralgias (26,4%)
  • Escalofríos (31,9%)
  • Náuseas (21,9%)
  • Fiebre (7,9%)

Como vemos, son muy frecuentes (más de un caso por cada diez personas), la sensibilización del lugar donde se puesto la inyección, el picor y el enrojecimiento de la piel, así como la sensación de calor.

Son bastante frecuentes la fatiga, el malestar general, los escalofríos, el dolor de cabeza, las náuseas, dolor en las articulaciones y sensación de fiebre.