El juzgado de guardia de Santiago de Compostela ha impuesto vacunar a una anciana inhabilitada contra el Coronavirus. A pesar de la negativa de su hija, el Centro Residencial para Mayores DomusVi San Lázaro, se vio en la obligación de llevar este caso a los tribunales porque estaba en juego la salud de la Mujer y de todos los demás residentes.

La hija declaró que sentía miedo ante las reacciones adversas

La hija de la anciana, cuyas iniciales son M.L.P., ha declarado en los juzgados que su oposición se debe al miedo de que su madre pueda presentar efectos secundarios tras ponerse la vacuna y, sobre todo, la presión de tomar una decisión tan importante sobre otra persona.

Ella ha manifestado su deseo de esperar a que le administren la vacuna a otras personas y ver las reacciones que tienen, antes de que se le ponga a su madre.

Pese a esto, el juez que ha llevado este caso, Javier Fraga, ha declarado que debido al número de fallecidos y a la gran rapidez de los contagios por coronavirus, ve completamente necesario que una persona de 84 años se vacune. Por ello, tras examinar de manera detallada el informe que han realizado los médicos forenses, se ha dictaminado su incapacidad y la urgencia para que sea inmunizada con la vacuna de Pfizer y BioNTech. Gracias a este hecho la Fiscalía de Sevilla está apoyando a otras dos residencias de mayores que también han presentado oposición por parte de algunos familiares.

El juzgado de Galicia actuó con gran rapidez, ya que la propia residencia les transmitió la controversia el pasado viernes por la tarde y el sábado por la mañana ya se había constatado la incapacidad de la mujer.

A pesar de que la vacuna todavía no le ha sido administrada porque la residencia quiere hacer primero una criba para asegurarse de que todo está bien, sus hijos podrían tener la oportunidad de apelar la sentencia ante la Audiencia de A Coruña.

Aunque la vacuna es completamente voluntaria, el juez ha declarado que los beneficios que presentan son superiores a los riesgos que podrían ocurrir en algunas personas.

Por esto mismo, aunque a los 21 días está prevista la segunda dosis de la inyección, si le causase alguna reacción adversa, se cancelaría totalmente.

Este hecho es el primer caso que la Residencia DomusVi ha tenido que hacer frente, ya que durante la campaña de vacunación contra el coronavirus no han tenido ningún problema por parte de los familiares, en ninguna de las 89 residencias que presentan en toda España.

La vacunación siempre presenta grandes beneficios

Desde que la Ley 26/215 reformó la protección de los menores y el gobierno restauró la potestad del paciente, la controversia sobre la vacunación de las personas incapacitadas se aclaró notablemente. El presidente del Comité de Bioética de España, Federico de Montalvo, ha declarado que, si la vacuna está autorizada va a presentar beneficios superiores frente a los pocos riesgos que pueden aparecer. Además, Montalvo ha expresado que la competencia de los tutores legales es limitada y sus decisiones no pueden poner en riesgo la salud de sus familiares y con ello, la de todos los ciudadanos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!