A principios de esta misma semana España ha recibido las primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica Moderna. Aunque desde el Gobierno apuntaban que su llegada se produciría entre el miércoles o el jueves, esta primera remesa ha llegado antes de lo previsto, en un camión procedente de Bélgica. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, destacó en una rueda de prensa que, de la misma manera que la vacuna de Pfizer, las dosis se distribuirán de forma equitativa entre todas las Comunidades y Ciudades Autónomas del país, que las irán recibiendo a lo largo estos próximos días.

Todas las residencias habrán recibido ya la vacuna de Pfizer esta semana

Cabe recordar que la vacunación contra la COVID-19 dio comienzo el pasado 27 de diciembre en las residencias de ancianos de todo el país. Siguiendo con las fases preestablecidas, en este primer momento, se está vacunando a los residentes y a los profesionales que trabajan en dichas instalaciones. Hasta este momento la única vacuna disponible era la de Pfizer, y según fuentes del Gobierno, se espera que esta misma semana se haya administrado la primera dosis en todas las residencias, aun cuando el proceso se está viendo ralentizado en muchas de las comunidades.

La vacuna de Moderna fue aprobada el pasado 6 de enero

El pasado 6 de enero la Agencia Europea del Medicamento (AEM) y la Comisión Europea (CE) aprobaron la distribución de la vacuna de Moderna en los países de la Unión Europea.

Las dosis adquiridas por la UE de dicha vacuna ascienden a 160 millones, una cantidad mucho menor que la de Pfizer. España ha recibido este martes 35.700 dosis y no será hasta la última semana de enero que se recibirá la siguiente remesa de la vacuna, y a lo largo del día de hoy y de mañana jueves, las comunidades irán recibiendo las dosis correspondientes.

Diferencias entre la vacuna de Pfizer y la de Moderna

Cabe destacar que ambos fármacos cuentan con ligeras diferencias. Aunque su porcentaje de efectividad es altamente similar, la administración de las dosis y su conservación varía. Por un lado, en ambos casos se deberán administrar dos dosis para que la inmunización sea efectiva aunque, en el caso de Pfizer la segunda dosis se recibe 21 días después de la primera y, en el caso de Moderna, 28 días después.

Por otro lado, la vacuna de Pfizer debe conservarse en unos ultracongeladores determinados a muy baja temperatura y solo puede mantenerse en un congelador convencional durante 5 días. En el caso de la vacuna de Moderna, se puede almacenar sin problema en dichos congeladores durante un mes.

Por último, la administración de la vacuna de Moderna puede llegar a ser más sencilla puesto que la solución ya viene totalmente lista para ser administrada. En cambio, en el caso de la vacuna de Pfizer, esta debe ser diluida en suero por el profesional que vaya a utilizarla.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!