El COVID-19 ha generado una pandemia increíblemente fuerte, causando más de 98,9 millones de infectados y alrededor de dos millones de fallecidos actuales. Sin duda, el Coronavirus ha provocado una época en la cual surgieron muchas historias tristes. Por suerte, en Ciudad Real, Alcázar de San Juan, un niño demostró que todavía queda esperanza y es posible ganarle a la pandemia.

La historia del niño de 10 años que ha conseguido vencer al COVID-19

El encargado de compartirnos esta historia fue Jesús Ledesma, a través de su cuenta de Instagram. Actualmente Jesús trabaja como enfermero en la Unidad de Cuidado Intensivos en el Hospital La Mancha, ubicada en Alcázar de San Juan.

Jesús nos comenta que ha visto muchas cosas en su trabajo, pero pocas tan motivadoras como el caso de este niño: “Lo has conseguido, campeón”, fueron sus palabras para comenzar la historia.

Este niño pasó un total de 11 días en la UCI, de los cuales seis de ellos necesitó estar conectado a un respirador por falta de oxígeno. Contagiado de COVID-19, el chico tuvo que mantenerse bajo vigilancia del personal para verificar su situación, la cual fue mejorando progresivamente a medida que pasaban los días. Al final, el niño de 10 años logró recuperarse completamente del virus que ha afectado a más de 2'5 millones de personas en España. Por el momento, la identidad del niño se mantiene oculta, para proteger los datos del menor de edad.

Esfuerzo y dedicación de parte del personal sanitario fueron la clave de su recuperación

Otro enfermero del hospital de Ciudad Real compartió en Instagram una foto donde es posible apreciar la alegría y emoción que generó la recuperación del chico. “Aún estando dormido, notabas que estábamos ahí y buscabas una mano”, dijo en sus redes para confirmar la fuerza de voluntad del niño para continuar esta batalla contra el virus.

“Nunca tiraste la toalla, has luchado de forma incansable incluso sabiendo lo que significaba. Has sido un ejemplo para todos nosotros”, comentó de forma emotiva en su cuenta.

Finalmente ha adjuntado una frase dicha por el mismo niño al momento de recuperarse. Al momento de tener que irse del hospital, los trabajadores decidieron preguntarle al niño qué deseaba ser de mayor, a lo cual él respondió: “Aún no lo sé, pero sea lo que sea, iré por ello con todas mis fuerzas”.

El equipo médico se sorprendió por sus palabras, afirmando que “con esa actitud” era improbable que el coronavirus hubiera podido vencerle. Al final, Jesús Ledesma comenta que la historia de su “pequeño héroe” los llena de determinación para seguir trabajando, un impulso que permite realizar esta labor todos los días.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!