Ernesto Marín es un enfermero especialista en la titulación de matrona que fue traslado forzosamente al Hospital Isabel Zendal. Un día después, el sanitario ha decidido dimitir de su puesto de trabajo, tras considerar que en el complejo se vulnera la seguridad y el bienestar de los pacientes.

Ha denunciado numerosas irregularidades en el complejo sanitario

Tras su marcha, Marín ha descrito la situación que se encontró en el Hospital Zendal al llegar a su puesto de trabajo, y que propició que presentara su renuncia inmediatamente. El enfermero afirma que el complejo no dispone de quirófanos ni tampoco radiólogos, a lo que se suma el hecho de que el recinto solo cuenta con tres intensivistas.

De la misma forma, Marín denuncia que tanto él como otros compañeros que han sido trasladados de forma forzosa al nuevo hospital de pandemias, no cuentan con la experiencia necesaria en la sección de críticos. Por tanto, él apunta que en el caso de que ''un paciente se complique realmente, esa experiencia puede no ser suficiente para salvar su vida''.

Un paciente cuyo estado se agravó tuvo que ser trasladado del Zendal al Hospital Gregorio Marañón

Otro de los escándalos que han envuelto al complejo sanitario ha sido el traslado que se ha producido de un paciente que estaba ingresado en el Hospital Zendal al Gregorio Marañón debido a un empeoramiento en su estado. El pasado sábado, 18 de diciembre, un paciente ingresado en el nuevo hospital de pandemias por Coronavirus, desarrolló una neumonía bilateral derivada de la COVID-19.

Debido a la gravedad de la situación y a la posible necesidad de ingresar al paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos, se decidió derivar al paciente a otro hospital de la Comunidad de Madrid, en este caso, el Gregorio Marañón.

Cabe destacar que días atrás la Consejería de Sanidad de la Comunidad madrileña informó a los sanitarios de que solo podrían derivarse al nuevo hospital los pacientes de carácter leve o aquellos que se encontraran recibiendo cuidados paliativos.

Aunque en un primer momento el Hospital Zendal iba a contar con 50 camas de UCI, en la actualidad, todavía no hay ningún área de cuidados intensivos. Por tanto, los pacientes en una situación más grave y que necesiten una atención más especializada, no pueden recibir los cuidados pertinentes en este centro.

El hospital no ha estado exento de polémicas

Desde que empezó su construcción, el hospital ha estado en el punto de mira. Ha sido protagonista de varios escándalos y polémicas, entre los que destacan el sobrecoste de su construcción, el retraso en su inauguración, que se produjo un mes después de lo establecido por el Gobierno de la comunidad, así como el traslado forzoso de personal sanitario desde otros centros hospitalarios de Madrid.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!