Si bien es cierto que hay profesionales que no lo recomiendan, acaba de ser publicado un nuevo estudio llevado a cabo en la universidad de Saskatchewan Canadá sobre el uso de las mascarillas en personas sanas que realicen actividades físicas ya sea de alta o baja intensidad.

Asimismo, los datos arrojados por este estudio, determinan que ni el rendimiento, ni los niveles de oxígeno en sangre, y los músculos se ven afectados en personas en buen estado de salud que las lleven puestas, ya sean quirúrgicas o de tela.

Sin embargo, en principio se pensaba que el uso de mascarillas en personas sanas que estuviesen realizando ejercicios físicos prolongados, podría tener ciertas complicaciones con respecto a la oxigenación, ya que esto significaría comprometer la absorción de oxígeno aumentando así la reinspiración de dióxido de carbono.

Por otro lado, cierto estudio publicado en la revista de investigación International Journal of Environmental Research and Public Health, precisamente a principios de noviembre del presente año, no encontraron suficientes datos y pruebas que respalden estas preocupaciones del uso de mascarillas durante la actividad física.

Se pueden usar mascarillas en el ejercicio intenso sin efectos que comprometan la salud

Así pues, según los investigadores, se demuestra que las personas que realicen ejercicios de alta intensidad, podrán hacerlo incluso con las mascarillas puestas sin ningún efecto que pueda perjudicar el rendimiento y la oxigenación en sangre ni músculo.

Asimismo, al igual que en los espacios cerrados como los gimnasios, es sumamente importante protegerse, ya que las gotitas que una persona libera al respirar profundamente pueden llegar más lejos en ejercicios altamente demandantes.

El estudio evaluó el tipo de mascarillas que se deben usar en cualquier ámbito

Esta recomendación la ha brindado la directora de Salud Pública de Canadá, la doctora Theresa Tam, quien durante el estudio evaluó el uso de mascarilla quirúrgica y de telas de tres capas. No obstante, en la evaluación participaron 14 hombres y mujeres físicamente saludables.

Se controlaron la dieta, la actividad física y las horas de sueño 24 horas antes de las pruebas.

Phil Chilibeck, profesor de la facultad de Kinesiología de USask y coautor del estudio, manifestó que aquellas personas que usasen mascarillas durante el ejercicio en interiores, conllevaría a que los entrenamientos se prolonguen aumentando cada vez más las sesiones y permitiría que los gimnasios permanezcan abiertos durante la panemia.

El equipo de investigación evaluó a varios grupos: uno con mascarillas quirúrgicas, la otra las que llevaban puestas las de telas y el grupo de personas sin mascarillas. No obstante, los investigadores registraron los niveles de oxígeno que tenían los pacientes en sangre, así como los niveles en músculos utilizando herramientas de medición que no son invasivas para el organismo.

Por otro lado, las pruebas arrojaron datos de un aumento en la intensidad al mismo tiempo que mantenían una frecuencia en el pedaleo. Así pues, una vez llegaban al límite de no mantener la velocidad del pedaleo, las pruebas finalizaban.

Estas pruebas sirvieron en definitiva para comprobar si realmente el uso de mascarillas durante la actividad física intensa podría ser negativo para la salud, por lo que el profesor Chilibek recomienda que se use en lugares cerrados como los gimnasios, donde las personas respiran con más intensidad.

Por otro lado, este experto también reiteró que el aire libre es más seguro.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!