El Gobierno ha colocado sobre la mesa una propuesta para restringir y limitar las reuniones sociales celebradas debido a la época decembrina. Se limitarán a seis personas las concentraciones y se aplicará un toque de queda o confinamiento desde la una de la madrugada hasta las seis de la mañana en los días 24, 25 y 31 de diciembre, correspondientes a Nochebuena y Nochevieja.

Ambos puntos están desarrollados en el borrador que será evaluado y debatido este miércoles por las autonomías en el Consejo Interterritorial de Sanidad. En los días restantes de diciembre, se deberá tomar en cuenta el toque de queda puesto en vigencia por cada comunidad de acuerdo al levantamiento del estado de alarma.

La restricción en la cabalgata de los Reyes Magos

Asimismo, Moncloa también propone dejar de lado la cabalgata de los Reyes Magos móviles e hizo una llamada para que fuesen reemplazadas por visitas a Belén y espacios donde el aforo máximo pueda ser controlado. Adicional a ello, plantea que las reuniones sean limitadas únicamente a personas convivientes.

En el caso de que este último factor no sea posible, hace énfasis en que no se deben sobrepasar de seis la cantidad de personas que asistan a las veladas siempre y cuando se sigan las medidas y normas preventivas del Coronavirus.

Las recomendaciones del Gobierno sobre la Navidad

Moncloa aseguró que aquellos que hayan tenido contacto con una persona positiva en los 14 días previos a la celebración, hayan tenido síntomas del virus o estén esperando los resultados de la prueba PCR, no deberán asistir a reuniones sociales.

Por su parte, el presidente sugiere reducir o evitar los eventos y celebraciones sociales entre compañeros de trabajo, clubs deportivos y sociales. En el caso de que se desarrollen se aplicará la misma normativa de solo seis personas como límite, también exhortó a que fuesen en terrazas que como máximo tengan dos paredes.

Las ceremonias religiosas en Navidad

En cuanto a las ceremonias religiosas, deberán celebrarse de acuerdo a las medidas planteadas por cada autonomía, siempre y cuando exista una distancia prudencial entre los participantes durante la congregación, además, se recomienda no cantar. Los restaurantes y bares deberán mantener una distancia física de al menos 1,5 metros entre cada comensal de una misma mesa y entre cada mesa.

Habitualmente se celebra la Misa de Gallo en la víspera de Navidad y ésta deberá adaptarse al horario permitido para transitar, según las restricciones de cada comunidad. Debido a la época es común realizar compras, Moncloa planteó a los ciudadanos que compren en las tiendas cercanas, ya que así se evitarán las aglomeraciones y el consumidor reducirá su movilidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!