No hay nada o muy poco que hacer, para que esta Navidad no sea totalmente distinta y para muchos la más triste de su vida, al tener que estar alejados de la familia si esta vive en otro municipio o es superior a seis miembros, que será de momento la cantidad máxima de personas no convivientes que podrán reunirse alrededor de la mesa de Navidad.

La pandemia nos lo ha cambiado todo y esta segunda oleada de contagios deja cifras de infarto con 15,156 nuevos casos y 328 muertes en el último balance del Ministerio de Sanidad, a pesar de que ha habido un ligero descenso en los últimos días, se está muy por debajo de lo ideal que sería menos de 60 contagios por cada 100.000 habitantes.

Los cierres perimetrales no podrán revertir los datos antes de Navidad

  • En Madrid toda la comunidad cerrará del 4 al 14 de diciembre.
  • Cataluña mantendrá el cierre perimetral hasta el 21 de diciembre y a partir del 8 de diciembre las restricciones aumentarán en algunas comarcas.
  • Castilla y León cierra en principio hasta el 3 de diciembre y en esa fecha decidirá si mantiene el cierre hasta más allá del Puente.
  • Asturias permanece cerrada de forma indefinida Navarra mantendrá el cierre hasta el 18 de diciembre
  • El País Vasco estará cerrado perimetralmente hasta el 18 de diciembre
  • Ceuta y Melilla también confirman las restricciones hasta el 10 de diciembre, aunque Melilla planea reabrir bares y restaurantes a partir de este lunes 23 de noviembre, pero con un aforo muy limitado.
  • Andalucía mantendrá el cierre perimetral hasta el 10 de diciembre.

Galicia, Baleares, Canarias y Extremadura no han establecido de momento ningún cierre perimetral completo.

Galicia cierra hasta el 4 de diciembre los municipios con cifras más elevadas, lo mismo que Extremadura. En Baleares, solo está afectada la localidad de Manacor, en principio hasta el 26 de noviembre.

Los expertos discrepan sobre si es imprescindible un confinamiento domiciliario

Al ritmo actual se necesitarán unos 45 días para llegar a un umbral ideal de ‘menor riesgo’, lo que hace inviable celebrar unas navidades como las de siempre.

Eso significa que durante dos meses tendríamos que seguir con las restricciones actuales y que algunas comunidades como La Rioja, Aragón o Cantabria que planean desconfinar los municipios cerrados en fechas próximas, deberían alargar el cierre.

El epidemiólogo López Acuña exdirector de Acción Sanitaria de la OMS, teme una tercera ola de contagios y señala que un confinamiento domiciliario de cuatro semanas a nivel nacional podría evitarla.

Esto supondría que ni siquiera las familias que residen en el mismo municipio podrían reunirse en Navidad y tal como apuntaba la viróloga Margarita del Val, las comidas navideñas de este año deberían celebrarse por Skipe.

Por su parte, el doctor Benito Almirante, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, considera que el confinamiento domiciliario es la última opción a contemplar en este momento y ahora tenemos carga de enfermedad unas cuatro veces menor que en marzo o abril, si se confina domiciliariamente no sería por cuatro semanas y es algo insostenible para la economía.

Todos los expertos coinciden en que la llegada de la vacuna será providencial para remitir la curva de contagios y que es necesario hacer pedagogía social para que los ciudadanos comprendan la necesidad de ser vacunados por su seguridad y la de todos, ya que la vacuna es la única herramienta capaz de hacer que podamos controlar la pandemia.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!