Yo no puedo hablar. Si hablo, no sé si más adelante, in articulo mortis, pueda hablar, porque hoy día me despellejarían si hablo la verdad de lo que pienso’. Con estas desconcertantes palabras habló el médico forense Luis Frontela en el programa de TelevisiónCuarto Milenio’ para referirse a las anomalías del ‘Caso Alcàsser’.

Iker Jiménez ocupó gran porcentaje de su programa en Cuatro para continuar ahondando el caso de las tres niñas que en 1993 conmocionó al municipio valenciano de Alcàsser y tuvo en vilo a toda España. La desaparición, investigación y diversas irregularidades de la investigación de la muerte por asesinato de las niñas Toñi, Míriam y Desirée continúa en el candelero.

El forense Frontela realizó la segunda autopsia de las niñas de Alcàsser

Cuarto Milenio’ realizó una prolongada entrevista con el forense de la segunda autopsia vía teleconferencia grabada donde el catedrático de Medicina Legal e investigador de la causa, se explayó sobre algunas de las cuestiones y ofreció su parecer en cómo se realizaron los procedimientos desde su punto de vista. En el reportaje, el doctor Frontela fue muy crítico y se manifestó en total desacuerdo con lo actuado, e incluso al ir más allá dijo que supone que, ante tantos puntos oscuros, no puede decir lo que piensa realmente.

Como científico de la medicina legal, me indignó bastante cómo se hizo el levantamiento de los cadáveres’, criticó el doctor Frontela sobre cómo se accionó sobre el caso Alcàsser, mientras explicaba que el no seguimiento de determinadas reglas y pautas de trabajo llevan a la pérdida significativa de pruebas.

Y que a ‘ese perito’ le llegaron elementos que deberían haber estado en la primera autopsia, meses antes de su intervención. Y que por este motivo, subrayó que él ‘no puede hablar’.

En la entrevista se declaró indignado

El periodista, sorprendido ante estas declaraciones, consultó en el plató de ‘Cuarto Milenio’ el parecer del psiquiatra José Miguel Gaona que estaba invitado en el programa, quien opinó que es probable que eso sea así porque muchas veces un investigador no solo se nutre de la información dura ofrecida por pruebas fehacientes, sino también por intuiciones, lo que se denomina ‘información blanda’.

El espantoso caso no deja de perder vigencia y fue refrescado en la memoria con nuevos sucesos, uno de los cuales incluye el estreno en Netflix de la serie en 2019, llamada ‘El caso Alcàsser' . Luego de ver esta serie, un vecino de la comuna valenciana de Piles, movido por la curiosidad, se acercó a visitar el sitio donde habían sido muertas las niñas Toñi, Míriam y Desirée y encontró unos huesos que luego se informó que correspondían a una mano de Míriam.

El forense del caso denuncia la anormalidadde los procedimientos

Ante estos cuestionables sucesos, el doctor Frontela insistió en el reportaje de ‘Cuarto Milenio’ que él ‘no puedo hablar de un levantamiento de cadáveres perfecto o normal, sino de uno totalmente anormal’. Lo que deja a las claras la complejidad del estremecedor crimen de Alcàsser que se llevó la vida de tres adolescentes, un caso que sigue embarrado de anomalías, encubrimientos y pruebas cuestionables, a opinión del doctor Frontela, a causa de cuestionables e irregulares procedimientos.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!