Daniel López Acuña, epidemiólogo y exdirector de acción sanitaria en situaciones de crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha declarado al diario El Comercio que es favorable a la aplicación de un confinamiento en la población como estrategia indispensable para que se consiga bajar la curva de contagios y fallecimientos como consecuencia de los efectos de la COVID-19. Al mismo tiempo, expone que en estos momentos “no existe excusa alguna para no modificar el estado de alarma”.

El escenario de la segunda oleada del virus está siendo muy preocupante, en especial para algunas comunidades autónomas del país, justo ahora que se está ante un mes de la llegada de la Navidad, cuando se producen mayores contactos sociales entre la población.

Poco partidario de los toques de queda

Daniel López Acuña también ha incidido en que no es partidario de algunas medidas intermedias. Se refiere tanto a los toques de queda como a los cierres perimetrales que están llevando a cabo algunas comunidades autónomas. Al considerar estas medidas como no lo suficientemente potentes como para combatir la propagación de este virus en las vías respiratorias:

“Han servido para que la curva no se disparase aún más y alcanzase los niveles que se observan en otros países de Europa y en otras provincias de España, pero no para doblegarla”, alude el epidemiólogo para explicar su opinión sobre los efectos de la pandemia del Coronavirus.

Situación calificada como “explosiva”

En su exposición, el exdirector de acción sanitaria en situaciones de crisis de la Organización Mundial de la Salud, pone de manifiesto que una limitación en los contactos entre las personas tendría como principal efecto que la curva de contagios se reduciría sensiblemente, al igual que el hecho de que opina que el incremento en los últimos contagios por la COVID-19 representa una situación que califica “como muy explosiva”.

A pesar de la estabilización a la que apunta Fernando Simón.

Por otra parte, apunta a que este escenario puede deberse al clima que favorece su expansión, a la vez que considera que el virus se está mostrando más contagioso en esta época del año, con la llegada de las bajas temperaturas en los meses de otoño e invierno y sin que por ahora está disponible una vacuna para luchar contra esta enfermedad infecciosa.

Un error no aplicar el confinamiento domiciliario

Daniel López Acuña también es muy crítico con lo que está sucediendo en España durante las últimas semanas. Considera un grave error que no se haya decretado el confinamiento domiciliario para aplanar la curva en esta segunda fase de la pandemia del virus.

Por otra parte, incide en que todavía son muchas las comunidades autónomas que se encuentran con aumentos en el número de contagios. Un factor que puede llevar, a su entender, a que se incremente el nivel de ocupación de las UCI.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!