La última comparecencia del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha abierto la posibilidad de que el confinamiento domiciliario en España sea impuesto por grupos de edad, y no de forma generalizada, tal y como sucedió en la primera fase de expansión del virus que afectó a toda la población de igual forma.

En este sentido, el asesor del gobierno de Pedro Sánchez ha expresado que la puesta en marcha de esta medida puede ser muy útil para la contención de la enfermedad vírica, aunque todavía en un contexto, en el que el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha puesto de manifiesto que todavía se está a tiempo para la aplicación del confinamiento en el domicilio, a través de las medidas restrictivas en la movilidad que han puesto en marcha las comunidades autónomas, como es el caso del toque de queda.

El confinamiento total “es imposible”

Otro de los datos que invitan a que el confinamiento no sea general es que el propio Fernando Simón ha afirmado que este escenario “estricto, cien por cien, total es imposible”. Por otra parte, no se ha referido concretamente a qué grupos sociales irían dirigidas estas medidas más restrictivas.

Todo parece indicar que serían las personas mayores y con Enfermedades congénitas los receptores de esta clase de confinamientos en el domicilio, cuya situación sería la misma que en la primera oleada de la pandemia de la COVID-19.

Fernando Simón cree que las actuales medidas son suficientes

En cualquier caso, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se ha referido al hecho de que los confinamientos que se están llevando a cabo en países como Gran Bretaña o Francia, son menos restrictivas que las medidas aplicadas en las diferentes comunidades autónomas, para a continuación poner de manifiesto que las medidas que están en vigor van a ser suficientes, al entender que a las comunidades todavía les quedan recursos normativos para incrementarlas durante los próximos días.

527 casos por 100.000 personas

Por otra parte, el experto ha expresado que si lo que se desea es eliminar el virus, esta tarea va a ser imposible. En cambio, lo que sí puede conseguirse es controlar la enfermedad y que a su entender “lo vamos a conseguir”.

Todo esto a pesar de que el nivel de contagios en estos momentos es de 527 casos por cada 100.000 personas en las últimas dos semanas, aún con la mejora en comunidades autónomas como Madrid y con la ventaja de que ya se han superado los dos puentes del mes de noviembre, lo cual ha generado una grave inquietud en la comunidad científica de nuestro país, debido a la movilidad entre las personas por medio de sus desplazamientos hacia otras comunidades.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!