La evolución del virus no es la deseada por las autoridades políticas y sanitarias de la Comunidad de Madrid. Ante este escenario, están estudiando endurecer las medidas restrictivas y como consecuencia de ello aplicar el toque de queda en el territorio.

Según apuntan medios como El Periódico, duraría desde la medianoche hasta previsiblemente las 06:00 horas de la mañana siguiente. Justamente la franja horaria en las que podrían abrir los locales de ocio nocturno, como por ejemplo discotecas, pubs o bares de copas.

Su funcionamiento tendría como principal finalidad que a dichas horas no hubiese ningún tipo de actividad en la región hasta la llegada de los horarios de trabajo.

Tal y como está sucediendo en algunos países europeos, como en el caso concreto de Francia. Para que de esta forma se pueda doblegar la curva de contagios que está afectando a las urbes de mayor población.

La decisión debe tomarla el gobierno de Pedro Sánchez

De todas formas, la implantación del toque de queda en la Comunidad de Madrid sería una decisión que dependería del gobierno de la nación. De esta forma lo ha recordado el consejero de Sanidad regional, Enrique Ruiz Escudero, al poner de manifiesto que "tendría que ser una decisión del Gobierno de España. Es una decisión que nosotros tampoco veríamos mal".

En cualquier caso, podría ser tratada en la reunión que tendrá lugar hoy mismo entre ambos ejecutivos, el nacional y el autonómico.

En unos momentos en que Madrid tiene por delante en los próximos días dos puentes, el de Todos los Santos y la Virgen de la Almudena, ambos en lunes.

Decisión unilateral para contener el virus

Por el momento, esta posibilidad es solo de orden interno, ya que no se ha consultado a otras comunidades autónomas.

Por el contrario, sería una decisión unilateral por parte de la Comunidad de Madrid ante el cariz que está tomando la evolución del virus durante estos días de octubre, siendo una de las medidas más restrictivas que se pueden tomar, ya que provocaría la falta total de movilidad en una determinada franja horaria en la que ningún ciudadano podría estar por la noche en la calle, ni en ningún local o establecimiento.

Impedir los botellones de los jóvenes

Uno de los objetivos que tiene en estos momentos el gobierno regional de Madrid es que se cierren todos los locales de ocio, bares y restaurantes para aplacar el coronavirus, al igual que para evitar que estas medidas puedan incentivar los botellones por parte de los jóvenes o incluso prolongar los encuentros sociales o familiares, y que solo desde el toque de queda se podría impedir durante algunas horas. En un escenario completamente inédito en España.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!