Este próximo sábado termina el estado de alarma en Madrid y otras localidades de esta comunidad autónoma, pero sin saber si este escenario se va a prorrogar o no. En este sentido, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha diseñado un plan con el que sustituir este instrumento, el cual se podría extender a otros puntos de la geografía nacional. Se trataría de un plan de alarmas que se aplicaría para dotar de las restricciones necesarias en función del estado de la pandemia del Coronavirus en todo el territorio nacional.

Este plan se basaría fundamentalmente en un pacto del Consejo Interterritorial de Sanidad con las comunidades autónomas en los que se tenga los indicadores epidemiológicos y asistenciales.

Para que de esta forma se pueda dar una respuesta más rápida a las necesidades que imponga la expansión del virus, ante la previsión de la que la vacuna no pueda estar en este año.

Prórroga del estado de alarma para combatir el virus

La comunidad más problemática para llevar a cabo este plan es Madrid al terminar el estado de alarma este próximo sábado. En este sentido, el gobierno de Pedro Sánchez tiene la posibilidad de pedir una prórroga en el Congreso de los Diputados.

El único requisito para imponerla sería contar con la mayoría absoluta de la Cámara Baja, que debería proceder de los votos de sus aliados de gobierno. Desde el Ejecutivo ven muy complicada esta opción y por lo tanto estudian llevar a cabo otra estrategia para proteger a la población de los efectos de la COVID-19.

Entre ellos, la permanencia del virus en ciertas superficies.

Un plan con diferentes niveles de riesgo

Desde este escenario, una de las ideas que se plantea desde el Gobierno nacional es que el Consejo Interterritorial de Sanidad, conjuntamente con las comunidades autónomas, estudien este miércoles los indicadores epidemiológicos, con la finalidad de que al final se establezcan el nivel de riesgos de las ciudades y comunidades y que contaría con diferentes niveles, de 1 a 4.

Siendo el más bajo el 1 y el 4 representando el más elevado, para que así se puedan decretar las restricciones en las zonas más afectadas por la propagación del coronavirus.

Un semáforo para controlar el coronavirus

En este plan que desea introducir el gobierno español se contempla que haya cuatro niveles para determinar el riesgo. Está dividido en riesgo extremo, alto, medio y bajo, como si fuese un semáforo.

En función de la posición de cada territorio pondrá en marcha las restricciones para llevar a cabo según el color de este semáforo tan especial.

Por tanto, este sistema servirá para que las medidas de protección del virus sean más eficaces y sobre todo equilibradas, respondiendo a criterios científicos y no políticos, para potenciar la labor sanitaria que se viene realizando con los hospitalizados de esta enfermedad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!