La prioridad en el mundo sanitario en la actualidad es dar con una vacuna segura y eficaz contra la COVID-19, una lucha que están librando muchos países para frenar el avance acelerado de la pandemia a nivel mundial. En España, se ha estado gestando una vacuna denominada RUTI y que ha sido desarrollada en el Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona (Barcelona), y fabricada por la farmacéutica Archivel Farma. Esta vacuna ha sido la primera en recibir la autorización para practicar un ensayo clínico internacional.

Esta vacuna se desarrolló en un principio para combatir la tuberculosis, pero se espera que muestre gran eficacia contra otras infecciones como el Coronavirus, por tal motivo se le ha dado la autorización para realizar un ensayo internacional, el cual se realizará en Argentina con la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica.

La vacuna contra la COVID-19, se podrá usar en 2021

La vacuna RUTI, fue desarrollada por el doctor Pere-Joan Cardona, del Servicio de Microbiología de Can Ruti. Las investigaciones se han basado en la inmunidad innata entrenada y el análisis científico que se realizará es un estudio de doble-ciego con placebo, el cual tendrá una duración de nueve meses. En este estudio, se podrá evaluar la eficacia de la vacuna para prevenir infecciones y reducir la mortalidad causada por el coronavirus en el personal sanitario.

Su eficacia radica en la estimulación de la inmunidad del cuerpo, a través de la vacuna y de esta manera se podrá dotar de memorias, que permitan generar una respuesta mejor y más rápida contra infecciones o ante la exposición del virus.

La vacuna RUTI podría ser la base de otras vacunas antivíricas

Esta vacuna experimental podría formar una base ideal para otras vacunas antivíricas, gracias a su método y la manera de generación de anticuerpos, por lo cual se podría evaluar para utilizarse como recurso principal a la hora de crear vacunas contra otras epidemias o mutaciones de virus de carácter pandémico, en caso de que las vacunas existentes ya no tengan las mismas capacidades o pierdan efectividad.

Además se contempla la posibilidad de que la RUTI se pueda utilizar como un refuerzo para la población que no responda adecuadamente a las vacunas específicas, o como complemento de aquellas vacunas, cuya función principal sea generar anticuerpos (especialmente en los casos de COVID-19).

La inmunidad entrenada se presenta como una estrategia de prevención

Este nuevo concepto aparece como un método innovador que trata de explorar nuevas maneras de prevenir enfermedades, así lo ha explicado el doctor encargado de liderar los estudios en Argentina, y en este caso se enfocarán principalmente en el personal sanitario. También ha asegurado, que la elaboración de una vacuna segura y eficaz que se fabrique masivamente, tardará un tiempo en obtenerse.

La RUTI ha sido avalada por las autoridades argentinas y se han iniciado los tramites necesarios para que las dosis lleguen al territorio y se de inicio al estudio. Se tiene información de que será administrada a 369 miembros de varios centros sanitarios.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!