Cuando todavía la población está inmersa en una de las mayores pandemias de la historia, la del coronavirus, las predicciones de la profesora de la Universidad de Cambridge, Sally Davies, no invitan precisamente al optimismo al publicar un artículo en el diario británico The Guardian que estima que una vez cada cinco años se producirá una emergencia sanitaria de estas características. De confirmarse estas estimaciones se querría decir que el planeta estaría a casi cuatro años de que emergiese una nueva pandemia. Aunque probablemente derivada de otro virus ajeno al COVID-19, pero que también podría tener un efecto muy negativo entre la población a través de contagiados y fallecidos.

Ante el escenario que puede presentarse en los próximos años, la investigadora británica ha expresado que “el Coronavirus debe ayudarnos a prepararnos mejor ante la llegada de un nuevo patógeno”.

Habrá una pandemia cada cinco años

“El coronavirus no es desde luego ni la primera ni la última emergencia sanitaria a la que se va a enfrentar la humanidad en los próximos años”, ha declarado con rotundidad la académica de la Universidad de Cambridge. Pero va aún más lejos en sus previsiones al anunciar que a partir de estos momentos se van a producir pandemias en espacios de tiempo más cortos. Aunque sigue siendo muy pesimista en cuanto a este escenario que prevé ya que considera que este sería el más optimista de todos.

Hasta el punto de poner de manifiesto que “la realidad puede ser peor”.

'Es necesario anticiparse a las nuevas enfermedades', según la científica

Mientras que por otra parte, la profesora inglesa incide en el hecho de que de lo que se trata en estos momentos es de “averiguar y anticiparse a nuevas Enfermedades víricas”. Por el motivo que pueden afectar de la misma manera como lo está haciendo el coronavirus que se ha llevado la vida de cerca de un millón de personas en todo el mundo, según los últimos datos sanitarios.

Hasta el presente no se ha resuelto esta tremenda incidencia en el planeta ya que muchos países están sufriendo una dura segunda oleada en el virus de las vías respiratorias. Ante la llegada de los primeros fríos en las naciones del hemisferio norte, como por ejemplo en España.

Detectar las aguas fecales

Sally Davies, por otra parte, en su artículo en la prensa del Reino Unido, pone el acento en lo importante que es la coordinación con otros gobiernos del mundo.

Ve en esta estrategia el mejor camino para que no existan “pensamientos aislados”. “Hay que trabajar independientemente de las nacionalidades” apostilla esta experta en enfermedades víricas. Pone como una de las claves para combatir a estos virus que se haga un control exhaustivo y regular de las aguas fecales ya que a su entender podría detectar los brotes de los virus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!