Mientras el peligro de una segunda ola de coronavirus mantiene en vilo a millones de ciudadanos, llega una nueva alarma desde Oriente: el mosquito tigre asiático. El nombre científico del mosquito tigre asiático es Aedes Japónicus. Este insecto exótico es el responsable de transmitir el virus del Nilo Occidental que ya ha reportado en Sevilla 19 casos, una enfermedad que se transmite a las personas y que también puede afectar a pájaros, caballos y otros mamíferos. Además, puede provocar otras Enfermedades graves, como el zika, el dengue y el chikungunya.

El mosquito tigre asiático es de una especie exótica invasora que proviene de Oriente

Originario de Japón, Rusia, China y Corea, la hipótesis más probable es que el mosquito llegó a Europa a través de importaciones de bienes de países asiáticos, y logró encontrar un terreno fértil para reproducirse gracias al clima cada vez más cálido y la disponibilidad de agua, debido a las muchas piscinas que han quedado desatendidas y no limpiadas en los últimos meses debido a la pandemia de coronavirus.

La alarma se disparó en España justo cuando el país, y Europa toda, enfrentaba los peores momentos de la emergencia del coronavirus. Desde la península Ibérica, los mosquitos comenzaron a moverse por Francia, colonizaron Inglaterra y también están causando alarma en Italia.

El gran temor es que esta nueva especie invasora pueda hibridar con mosquitos de cosecha propia con consecuencias impredecibles. Afortunadamente, sus números aún no son muy altos, pero los expertos esperan que su población crezca rápidamente.

El virus del Nilo Occidental provoca el 90% de los casos de meningoencefalitis

El virus del Nilo Occidental es una meningoencefalitis de origen viral que es, justamente, propagada por el mosquito tigre asiático o Aedes Japónicus.

Desde la Consejería de Salud andaluza, el doctor Jesús Ramón Aguirre Muñoz confirmó la existencia de 11 casos positivos por virus del Nilo Occidental entre los 19 casos de la meningoencefalitis (una grave inflamación de las meninges y la membrana cerebral aguda y viral que puede terminar con la muerte), que se han dado en varias localidades de la provincia de Sevilla.

Cómo prevenir la picadura de mosquito

Como no existen vacunas, lo importante es la prevención y evitar de todos los medios las picaduras de mosquitos. Usar repelentes y que la ropa cubra la mayor parte posible del cuerpo. No acumular agua estancada en floreros, recipientes de bebida de animales y tener las piscinas limpias y cloradas para evitar el desove de los mosquitos que adoran las aguas estancadas. Para usar protección solar, primero hay que aplicar el protector y esperar 20 minutos para que la piel absorba, para luego pasar el repelente de mosquitos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!