La noticia ha sorprendido a la audiencia en Televisión: una pelea en un probador en una tienda de Zara termina con tortazos y patadas. Una situación que ha provocado que tres mujeres acaben en urgencias. Según declaraciones de testigos presenciales a varias cadenas de televisión locales, los hechos tuvieron lugar el pasado sábado, cuando una clienta no dudó en recriminar a una joven el mal comportamiento que tuvo hacia una empleada de la tienda. Lo que parecía que era una simple discusión por entrar en el probador de un establecimiento de la multinacional acabó con un despliegue policial y con la presencia de varios profesionales sanitarios.

Varios canales de televisión locales se desplazaron hasta la tienda donde sucedieron los hechos

Todo sucedió en el interior de un establecimiento de la cadena de ropa Zara en la calle Benito Corbal, en la ciudad gallega de Pontevedra, que obligó a última hora de la jornada laboral de tarde de este sábado a organizar un gran despliegue por parte de Policía Nacional y Local. Según declaraciones del portavoz de la Policía Local a varios medios de televisión locales, el suceso tuvo lugar sobre las 20.15 horas cuando una trabajadora de la tienda llamó la atención a una clienta de unos 30 años de edad por llevar seis prendas al probador, cuando solo se permitía un número máximo de cuatro. La Mujer, con muy malos modos, respondió tirando las dos prendas que le sobraban a la cara de la trabajadora, lo que provocó que otra clienta, testigo de lo que acababa de suceder, le llamase la atención por su mala educación y por su comportamiento.

El portavoz de la Policía Local declaró en televisión que todo se inició por un número de prendas

Según los testimonios recabados por los agentes de la Policía Local que llegaron a la zona, la joven de treinta años acabó recibiendo patadas y un par de tortazos, pero se defendió tirando del pelo a la mujer que le había llamado la atención por su comportamiento con la dependienta.

En ese momento, otra mujer que estaba en la tienda intentó mediar en la pelea y también acabó siendo agredida. Al final, las dos mujeres protagonistas de la pelea, según la televisión local, fueron trasladadas a un centro hospitalario ya que presentaban lesiones en un primer momento leves. Y la joven que había tratado, supuestamente, mal a la dependienta acabó en urgencias por lo que la Policía Local espera que esta trifulca acabe con una serie de denuncias cruzadas por todas las partes involucradas en la pelea.

La televisión local asegura que la mujer se defendió ante unos supuestos insultos por parte de las otras mujeres

Según información facilitada por la televisión local, las tres mujeres protagonistas de esta pelea tienen 30, 55 y 61 años de edad, respectivamente. Por otro lado, pone de manifiesto el mal comportamiento por parte de algunos clientes que no quieren aceptar las medidas de precaución que siguen numerosas cadenas de ropa por culpa de la pandemia del coronavirus.

En este caso, ha sorprendido la violencia por parte de la clienta de 30 años que no solo propinó un tortazo a la clienta que le recriminó su actitud (la mujer de 55 años de edad), también la tiró al suelo y le pegó fuertes patadas en el estómago que hicieron que acabase sangrando por la boca.

Y también propinó golpes e insultos a la tercera mujer, que solo intentó mediar en la trifulca. Cuando una pareja de la Policía Local llegó hasta el lugar escucharon la versión de la primera mujer, que en todo momento iba acompañada de su marido, que aseguró que se había defendido después de que las otras mujeres la insultasen y la llamasen “animal”. Esta versión ya ha sido completamente desmentida por los testigos.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!