Se esperan grandes cambios después de la desescalada y en Asturias que todos esperan avanzar a la fase 3, los controles serán más rigurosos. Esta nueva normalidad traerá de seguro a cientos de personas ansiosas por sacar sus coches y empezar a transitar para recuperar el tiempo perdido. Es allí donde las autoridades y en especial la DGT, incrementará los controles viales y así evitar accidentes por el exceso de velocidad o uso indebido del móvil mientras se maneja.

La DGT sancionará a quien use el móvil conduciendo

Este afán por salir a conducir puede ocasionar un aumento en los accidentes viales.

Es por esta razón que la DGT establecerá controles muy rigurosos para minimizar estos accidentes. Según lo ha informado el propio director, Pere Navarro, quien llama a cuidar las vías secundarias, porque allí se producen más accidentes. Según las estadísticas, en las salidas viales la distracción del conductor es mayor y es una mezcla mortal este factor junto con las altas velocidades.

Todo indica que la DGT será implacable con el uso de los teléfonos de quienes estén conduciendo. El control implicaría quitarle unos seis puntos al carnet si el chofer es atrapado con el móvil en la mano mientras conduce y por supuesto una abultada multa. Con las cámaras de vigilancia no se escapará nadie que intente usar el teléfono mientras conduce, al igual que si no lleva puesto el cinturón.

Asturias en la fase 3 con más controles

La idea es que la vida de las personas sea protegida porque de nada vale haber guardado la cuarentena para no morir por el Coronavirus y perder la vida en la autopista por culpa de algún imprudente. La DGT vigilará la velocidad con los radares y los puntos de control serán establecidos.

La fase 3 conlleva más responsabilidad no solo en cuestiones de salud pública sino también el control y la seguridad vial. El regreso de la movilidad se hará notar en las vías en lo que será la nueva normalidad.

Asturias espera con impaciencia su pase a la fase 3 y antes de que se complique la situación en las carreteras ya se está advirtiendo de los cambios en la DGT para sobrellevar esta desescalada.

El director Navarro también ha aclarado que los radares de tramo serán los protagonistas en esta fase. Aumentarán en cantidad y en su tipo son los más exactos y justos. Esto quiere decir que la dirección de la DGT es en este enfoque, un control total de las vías y el comportamiento de los conductores.

Aunque es la primera vez que la sociedad moderna experimentará un desconfinamiento, no se sabe a ciencia cierta como será el desarrollo del tráfico vehicular. Es por esto que las autoridades se preparan con controles radicales para evitar excesos que traigan más problemas a los ya congestionados centros de atención hospitalaria. Regresará la movilidad y con ello la circulación de los vehículos y aunque el exceso de velocidad es un problema, también están otro tipo de infracciones que pueden ocasionar accidentes como el uso del móvil mientras se maneja o el pasar por alto las señales de tránsito.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!