Lo que muchos se imaginaban se dio a conocer y es que Asturias sí avanzará en la desescalada pero habrá normas muy elevadas incluso más estrictas que las que se han anunciado por el Ministerio de Sanidad. Entre otras cosas, las residencias de ancianos serán muy vigiladas en vista de los brotes que allí ha surgido en los últimos días, lo que sugiere que las visitas serán disminuidas o con ciertas limitaciones, esto para evitar contagios a recluidos y a visitantes.

En Asturias las restricciones serán más elevadas

En cuanto a las agrupaciones de personas, serán de máximo 15 y con tiempo limitado. Esta medida es más restrictiva que la impuesta por el Gobierno que permitirá hasta unas 20 personas.

Otro tema en análisis es la movilidad entre las Comunidades y es allí donde serán más implacables. En esta nueva fase, las comunidades serán responsables de sus riesgos, así que sería prudente pensar en limitar las vistas a Asturias y más aún cuando todavía pudiera haber comunidades que no hayan alcanzado la fase 3 y el riesgo de contagio sea todavía considerable.

Según el Principado, el lunes será el avance a la nueva fase, pero si ocurriera algo, un brote o una propagación de contagios fuera de lo común, exigirán permanecer más días en la fase 2. Los problemas surgen cuando las personas se confían y bajan el estado de alerta. Aunque hasta ahora las expectativas son positivas y será la próxima semana cuando se avanzará a la fase 2 y 3 según cada caso, lo que sería una especie de nueva normalidad.

España avanzará a la fase 2 y 3

Por su parte, Fernando Simón tiene claro quienes estarán en la fase 2 y lo más seguro es que España dejara la fase 1 casi en su totalidad. Esto es una buena noticia aunque también exige que cada comunidad tome las riendas de su seguridad sanitaria, aunque será en la fase 3 cuando serán responsables por sí solas.

Es en esta fase que siguen las propuestas y los análisis para lo que se refiere a la movilidad entre Comunidades.

La situación de rebrotes en los que están esperando avanzar a la fase 3 está siendo estudiada por Sanidad. Es posible que sean casos muy puntuales y no sea necesario que permanezcan en la fase 2.

Pero serán los epidemiólogos quienes estimarán el efecto de estos rebrotes y en esos casos si es realmente necesario impedir que cierta comunidad avance a la siguiente fase. En Asturias por ejemplo, aunque surgieron casos de contagio en las residencias de ancianos, la situación se controló y aún siegue en pie el avance a la fase 3 la próxima semana. Pero como han explicado las autoridades, si algo cambia de aquí al lunes todo puede ser reconsiderado, ya que nadie puede permitirse un retroceso después de tanto que se ha logrado con la desescalada.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!