El Instituto Nacional de Toxicología informó que han crecido considerablemente, las consultas con respecto al envenenamiento doméstico, comparadas con el 2019, debido al mal uso de productos como desinfectantes y lejías. La causa: el esfuerzo por mantener las superficies limpias y sin presencia del Coronavirus.

El Ministerio de Justicia, del que depende el mencionado instituto, dio a conocer que durante el mes de marzo y las 2 primeras semanas de abril, se recibieron más de mil 800 llamadas.

Entre ellas, más de la cuarta parte, tienen que ver con la unión de la lejía con otros artículos de limpieza, como amoníaco (en 1er lugar), salfumant, lavavajillas, vinagre, anticalcáreos, alcohol y limpiahogar.

Los pulmones y la piel son los más afectados

Complementar de manera inadecuada artículos de limpieza, puede causar reacciones químicas peligrosas para el organismo. Los síntomas se presentan tanto a nivel respiratorio, como dermatológico. Se pueden ver casos de rinitis, irritación faríngea y laríngea, además de tos o dificultad para respirar. Por otro lado, en la piel se observan casos de irritación, picazón e inflamación o enrojecimiento.

En el caso del amoníaco, su peligrosidad radica en que al mezclarlo se produce un gas, sumamente tóxico, llamado cloramina.

Este último, entra por las mucosas, se descompone y forma ácido clorhídrico, el cual es sumamente corrosivo y puede provocar, hasta quemaduras en la piel.

Se recomienda realizar la desinfección de las casas con agua y jabón

Es por lo anterior que el mencionado Servicio de Información Toxicológica recomienda "evitar la mezcla de productos de limpieza y seguir las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad".

Entre dichas recomendaciones se establece mezclar en 980 mililitros de agua, sólo 20 mililitros de legía, dejar actuar la mezcla en las superficies por 5 minutos y, posteriormente, aclarar. Por otro lado, instaron a usar limpiadores comunes o simplemente agua y jabón.

En referencia a este tema, especialistas de todo el mundo han hecho recomendaciones a la población sobre cómo limpiar y desinfectar las diferentes superficies.

En Argentina, el ingeniero Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de una fundación, recalcó que limpiar sin desinfectar no es para nada efectivo, por lo que se deben hacer las dos cosas: primero se limpia y, después, se desinfecta con alcohol o lavandina.

El alcohol no es tóxico y es muy eficiente para desinfectar superficies

El ingeniero recomendó diluir 70 mililitros de alcohol (de 96%), en 30 mililitros de agua, ponerlo en un rociador y usarlo varias veces al día para desinfectar mesadas, pisos, picaportes y todo lo que pueda llegar a tener contacto con las manos para no propagar el Coronavirus. Además, hizo hincapié en que “el alcohol se evapora y no es tóxico, en tanto la lavandina (lejía) luego debe ser enjuagada con agua”.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!