Desde que se declaró la pandemia a nivel mundial, no solo se han producido, miles de muertes alrededor de todo el mundo, sino que España es uno de los países que peor lo está pasando con esta crisis. Toda la población se encuentra encerrada en sus casas desde que se decretó el estado de alarma en todo el territorio español.

Toda la población española sigue confinada en sus casas

No obstante, la pandemia parece cebarse con las personas más vulnerables, los ancianos, aunque también, actualmente se están dando multitud de casos de positivo por Covid-19 en el sector sanitario puesto que están en la primera línea de esta grave guerra.

Los sanitarios no paran de reiterar que les faltan material no solo para ellos, sino también para las personas enfermas puesto que este virus mortal no para de extenderse a toda prisa. Las salas de espera de los hospitales se han convertido en salas repletas de camillas donde atender a los enfermos, pero solo eso, varios hospitales de la Comunidad de Madrid desbordados, han denunciado que no pueden atender correctamente a estos enfermos porque no tienen ni medios ni material y por ello, los tienen que dejar tumbados en el suelo con la poca medicación que pueden suministrarle y como “cama” una triste sabana.

Multitud de empresas desinteresadamente han puesto en marcha sus propias iniciativas para ayudar al sector sanitario para paliar la falta de material en hospitales, como la creación de mascarillas, o respiradores mediante las impresoras 3D.

Desde Barcelona estiman que se podrán hacer al día 100 respiradores. También la empresa Decathlon ha paralizado la venta de sus máscaras de snorkel EasyBreath ya que con ellas se pueden ayudar a los enfermos por el Coronavirus al conectarlas a un respirador.

La UME junto y ejército español tomarán medidas drásticas

Con respecto al sector más perjudicado, el ejército encontró en varias residencias cadáveres de ancianos que habían fallecido a causa de coronavirus en sus propias camas.

Este panorama es el que se han encontrado cuando fueron a desinfectar las residencias del virus. Varios efectivos del Ejército Español y la UME (Unidad de Militar de Emergencia) han decido tomar medidas drásticas y ampliar el rango de actuación para evitar que se vuelvan a producir estas muertes.

Varios políticos han condenado estos hechos como la Ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha sido entrevistada en el programa de Ana Rosa en Telecinco indicando que a los responsables se les caerá el pelo y serán sancionados.

También ha comentado que “es un honor estar al lado de esos hombres y mujeres que tienen vocación por los servicios”, refiriéndose al ejército.