Las principales cadenas de distribución ofrecen la posibilidad de hacer la compra online, desde nuestra propia casa, en los supermercados logrando que se pueda mantener el aislamiento en plena crisis por el Coronavirus.

Tras la orden del Estado de Alarma, la venta de productos online se ha multiplicado por tres por culpa de la crisis sanitaria por el COVID-19, según un informe que ha sido publicado por mentta.es, una plataforma que se basa en la venta online de productos de alimentación.

Han aumentado las ventas de las carnes, frutas y verduras

Sobre todo ha crecido la compra de productos que son considerados de primera necesidad como podrían ser las verduras, carnes y frutas.

Incluso, en el caso de la carne, las ventas se han multiplicado por cuatro. Pero, los productos que no son considerados de primera necesidad no han visto ningún cambio en su porcentaje de compra. Incluso, en algunos de estos productos, como puede ser el vino, se está viviendo una bajada de ventas de un 10%.

Son varias cadenas de supermercados las que ofrecen, desde hace años, plataformas online para poder realizar la compra a casa y, después, se puede elegir: que te la lleven a casa o ir a recogerla a un punto (incluso, en el parking del propio supermercado sin contacto con los empleados). En algunos casos, poder comprar de esta manera tiene algunas limitaciones por culpa del aumento de la demanda de este tipo de compras en medio del confinamiento.

Cada supermercado tiene su sistema y vive una situación diferente

Mercadona: Ante la gran demanda, la cadena de supermercados más importantes de España se ha visto obligado a suspender la venta a través de Internet en algunos lugares. Y en atención al cliente, Mercadona informa que las tiendas no llevan a cabo pedido online ni reparten de manera física a los domicilios por la gran demanda.

Si se puede realizar la compra en las ciudades de Barcelona y Valencia por ser “grandes colmenas”, o sea, tienen grandes centros para distribuir la alimentación.

Lo mejor para saber si hay servicio en tu zona, es poner el código postal en el formulario.

Lidl: Esta cadena de supermercados permite la compra de productos de “Bazar” a través de su página web. Pero, los productos de alimentación solo se pueden adquirir en la tienda física.

Día: Aunque se puede hacer la compra online, los tiempos de gran demanda que estamos viviendo está provocando demora en los tiempos de entrega.

Igualmente, desde la página web se puede elegir la franja horario en la que queremos recibir la compra en nuestras casas. Las compras por menos de 50 euros tienen unos gastos de envío de seis euros.

Carrefour: Igualmente avisa en su página web que puede haber problemas de demora en las entregas. Depende del código postal de la vivienda y la web avisa del tiempo (por ejemplo, en Madrid, supera los diez días de plazo). Además, las personas mayores (más de 65 años de edad) tienen preferencia en las compras. Solo a partir de 120 euros, no hay gastos de envío en este tipo de compras.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!