El colapso que está viviendo el sistema sanitario de nuestro país ha provocado que el Ministerio de Sanidad se haya visto obligado a contratar a miles de médicos ya jubilados o estudiantes del último curso de la carrera de Medicina. La actual saturación que están viviendo los centros hospitalarios de nuestros país ha obligado a la movilización de unos 50.000 enfermeras y médicos. El Ministerio ya ha anunciado la incorporación de alumnos del último curso de Medicina, licenciados que todavía no hayan logrado su plaza, residentes y médicos retirados.

Salvador Illa anunció la contratación de 30.000 profesionales, aunque serán 50.000

El actual ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este mismo jueves que ante el actual colapso por parte del sistema sanitario ante la pandemia del COVID-19 la contratación de unos 30.000 profesionales sanitarios, aunque su ministerio acabaría confirmado que serían unos 50.000 entre médicos y enfermeras, residentes MIr, licenciados que no tengan plaza, médicos jubilados y estudiantes que estén realizando el último año de carrera.

Este anuncio ha sido anunciado pocas horas después de la confirmación de la primera muerte de un profesional sanitario por culpa del Coronavirus: una enfermera que trabajaba en el País Vasco, que lleva ya más de 800 personas fallecidas.

Y con un aumento en el número de profesionales que han quedado fuera del sistema por tener síntomas o haber estado en contacto directo con personas afectadas por el COVID-19.

El Ministerio de Sanidad no ha querido facilitar datos actualizados sobre el número de profesionales sanitarios que han tenido que ser apartados. Los últimos datos son del martes pasado y había 455 personas contagiadas en el medio que habrán aumentado exponencialmente por el rápido avance de la pandemia.

Sanidad recibirá un extra de 200 millones de euros para afrontar la nueva situación

El refuerzo especial estará en los 7.633 médicos residentes nivel R4 y R5, o sea, que están en su último año de formación para cubrir puestos en distintas especialidades que verán como su contrato será prorrogado para poder seguir con sus labores en los centros hospitalarios.

También, hay 11.000 profesionales de la medicina y la enfermería, que estaban sin plaza, que también serán contratados.

Para hacer frente a estas contrataciones, el Ministerio de Sanidad recibirá un aporte extra de 200 millones de euros extra a los ya anunciado. Estas incorporaciones se suman a los 140.000 profesionales de la medicina y las 300.000 enfermeras que trabajan en la sanidad pública. Unos datos que, desde hace años, eran muy insuficientes para los sindicatos unido a los recortes en la sanidad pública que se vivió tras la crisis del año 2008.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!