Bérgamo se ha convertido en la ciudad más golpeada por la pandemia de Coronavirus de toda Italia. Por eso, algunas imágenes serán muy difíciles de olvidar: una larga fila de vehículos pertenecientes al Ejército de Italia desfilando por el centro de la ciudad de Bérgamo, una de las ciudades más importantes de Lombardía.

En los camiones se transportaban los féretros de decenas de fallecidos por el COVID-19 para ser incinerados

La pandemia del coronavirus ha sacudido de una manera tan inesperada y con tanta fuerza la provincia de Bérgamo que el cementerio de esta población ya no tiene más capacidad para poder seguir enterrando a las víctimas por lo que las autoridades han decidido incinerar a las víctimas.

Pero, aún así, ya no tiene suficientes recursos para incinerar todos los cadáveres.

Las imágenes que han compartido los medios de comunicación italiano son una prueba más del drama que se está viviendo en el país europeo. Así, en el municipio de Lombardia una treintena de vehículos han transportado unos sesenta ataúdes hacia una docena de municipios que se ofrecieron a llevar a cabo la incineración de los cuerpos. La mitad de los féretros han sido llevados a la conocida localidad de Módena, en cuyo camposanto se realizan las incineraciones de los cadáveres para no dispersar aún más la enfermedad.

Otros cuerpos han sido trasladados a localidades como Rimini, Acqui Terme, Piacenza o Brescia, entre otros

A pesar de las medidas de aislamiento establecidas por el Gobierno italiano en la región de Lombardía parece que no están teniendo el efecto deseado, todavía. Es la región más golpeada de toda Europa por culpa del COVID-19 y ya se han contabilizado 17.713 personas infectadas, de las cuales casi 2000 han perdido la vida.

Solo en el último día, un total de 319 personas han muerto por culpa del coronavirus. Un porcentaje muy alto, ya que el 11% de las personas diagnosticadas fallecen y lo peor, hay muchos enfermos que no se han hecho el test del coronavirus no tienen síntomas, por lo que el número de personas sin diagnosticar sería mucho mayor.

La fotografía de los camiones recorriendo las calles de la ciudad de Bergamo se ha vuelto viral.

Incluso, este mismo viernes, el periódico local que suele reservar una página y media para los obituarios, ha reservado hasta diez páginas para anunciar todas las muertes de los vecinos de la localidad. Por tanto, el problema de saturación que está viviendo la región no solo es en los centros hospitalarios, también, en la cámaras funerarias.

En la provincia de Bérgamo, una de las más afectadas, se han visto obligados a habilitar la iglesia del cementerio al no haber más sitio en los tanatorios de los centros hospitalarios y los medios no han duda en mostrar una imagen terrible: decenas de féretros en línea, en una pequeña iglesia de pueblo, esperando a ser enterrados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!