El pasado jueves 10 de octubre se celebró por primera vez la Jornada sobre “Porno, Trata y Educación” en la Universidad Rey Juan Carlos. Este encuentro pionero congregó a casi 200 estudiantes universitarios -de carreras como Educación, Trabajo Social, Medicina, ADE, Comunicación o Publicidad- y profesionales de la Educación en el Salón de Actos, en campus de Vicálvaro de la URJC, en Madrid. Los jóvenes han acudido en masa a esta llamada para debatir, reflexionar y poner freno a la trata de mujeres y niñas para la explotación sexual en España.

Entre los objetivos principales de este seminario revolucionario se encuentra analizar la relación entre la pornografía y la trata, para sensibilizar a todos los agentes educativos implicados en esta realidad que vive nuestro país.

La URJC se vuelca contra la explotación sexual y la trata de mujeres

La Jornada dio comienzo a las 9:30 horas con las palabras de bienvenida del profesor de la URJC y director del evento, Luis Manuel Martínez Domínguez, que aseguró que “aumenta la trata porque hay cada vez más demanda y desde la educación podemos hacer que esto cambie”.

A lo largo de la mañana se desarrollaron tres sesiones en las que se mostraron, con datos científicos y testimonios de víctimas de la trata, la vinculación directa entre la trata de mujeres y la pornografía.

La primera mesa redonda, moderada por Leticia Porto Pedrosa, Profesora de la URJC y Coordinadora del Grado de Educación Infantil, contó con la participación de Lidia Fernández Montes, miembro de la Plataforma 7N contra las Violencias Machistas, y Ana Almarza Cuadrado, Directora del Proyecto Esperanza de Atención Integral a Mujeres Víctimas de la Trata de Personas con Fines de Explotación.

Luis Manuel Martínez afirma que 'no existe un porno ético o feminista'

En este sentido, Luis Manuel Martínez agregó más tarde en su intervención que "decir porno ético o feminista es como hablar de machismo ético o feminista…". Por su parte, Ana Almarza aseguró que todas las mujeres que son explotadas sexualmente sufren traumas muy serios y además, no siempre son conscientes de que son víctimas de trata.

“Nosotras hemos atendido un año a seis víctimas de trata de origen español. Está claro que no es algo que solo le pueda pasar a jóvenes migrantes, sino a cualquiera”, afirmó.

La segunda mesa redonda corrió a cargo de Luis Manuel Martínez, profesor e investigador de la URJC, quien mostró evidencias científicas sobre esa relación entre la pornografía y la explotación sexual comparando diversos estudios extranjeros que confirman que “a mayor volumen de pornografía, más trata de mujeres y niñas para la explotación sexual”.

En esta mesa le acompañaron, Javier Rodríguez, Director General del Foro de la Familia, con su presentación de un proyecto para “combatir esta lacra para las familias y la educación de los hijos”; y Jorge Gutiérrez, miembro del Proyecto Dale Una Vuelta, para la educación preventiva y la atención terapéutica de personas adictas a la pornografía. Este ponente aportó numerosos testimonios anónimos de hombres que acuden a ellos con problemas de adicción a la pornografía y explicó “el gran sufrimiento y dolor que causan a su alrededor”.

Para finalizar esta primera parte de intervenciones de la mañana, la tercera mesa redonda, moderada por la profesora de la URJC, Cynthia Hertfelder, estuvo formada por José Nieto, jefe del Centro de Inteligencia y Análisis de Riesgo (CIAR), quien incidió en ciertos logros que se alcanzan gracias a la colaboración entre la policía y los agentes sociales y educativos; Carmen Perdices, Presidenta de Mejora Tu escuela Pública y Profesora Terapéutica, que puso especial énfasis en la esperanza que supone ver tantas fuerzas unidas para poner freno a la pornografía y la explotación sexual; y, pusieron el broche final de esta Jornada, las explicaciones de Rocío Nieto, Presidenta de Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP) y el impresionante testimonio de una de las víctimas de la trata, ahora mediadora de APRAMP, cuando compartió con el auditorio su historia personal.

Las jornadas podrían tener más ediciones en el futuro

Por la tarde, hasta las 20 horas, los estudiantes universitarios acabaron su formación participando en tres talleres complementarios, relacionados con la educación del carácter, la educación sexual afectiva y la hipersexualización de la mujer y la infancia desde los medios de comunicación.

Se espera continuidad de esta Jornada pionera en el ámbito educativo porque todavía queda mucho camino por recorrer. “La pornografía en las relaciones humanas, como la carcoma en la madera, parece insignificante pero cuando menos te los esperas, todo se hace añicos. De entrada, debemos luchar por los derechos fundamentales de todas las personas, en particular las más vulnerables, y ese es nuestro primer objetivo, que no existan esclavas en el siglo XXI”, sostiene Luis Manuel Martínez, director del evento.

Esta Jornada se enmarca en el conjunto de las investigaciones llevadas a cabo por el equipo multidisciplinar organizador de este evento. Luis Manuel Martínez Domínguez, Leticia Porto Pedrosa y Miryam Muñoz Guitart, profesores e investigadores de la URJC, llevan años trabajando este ámbito centrado en los menores y el consumo de contenidos sexuales desde la intervención socioeducativa. “En nuestra práctica hemos ido viendo cómo la pornografía tomaba protagonismo entre los menores y si bien nos parecía un tema preocupante, la sociedad y el sistema educativo español parecían dormidos ante este hecho”, asegura Leticia Porto.

Un estudio vincularía el consumo de contenidos sexuales con la trata de mujeres

En 2018, publicaron el estudio Menores y contenido sexuales en Internet. Informe de resultados de la actitud educativa de docentes y familias ante el prosumo de contenidos sexuales por parte de los menores. Esta investigación reveló datos interesantes y alarmantes. Para los docentes y las familias, la pornografía era vista como el “tabaco”, algo que educativamente habría que mostrar como negativo y lo mejor es evitárselo a las nuevas generaciones. Por otro lado, los jóvenes que se están formando como maestros, los estudiantes de Educación, ven la pornografía como el “alcohol”, algo que se debe enseñar a consumir con moderación. Les parecía bien lo que llaman pornografía feminista o ética.

A partir de este estudio, detectaron la conexión entre la pornografía y la trata de mujeres y niñas para la explotación sexual. En este sentido, discutir si el porno debe ser tratado en la educación como “tabaco” o “alcohol”, pasaba a un segundo plano: lo más grave de esta situación era el atentado que se está haciendo a los Derechos Humanos de las personas. Y de ahí, nace esta Jornada pionera que espera tener su continuidad para seguir dando pasos en la educación y sensibilización social ante estos temas. Luis Manuel Martínez afirma: "Sabemos que somos un David que se enfrenta al Goliat de la industria sexual, pero si todos cogemos la onda, podremos revertir la situación y promover una sexualidad inteligente entre los niños, niñas y adolescentes para que sepan formar 'nosotros maduros' con empatía, libertad e igualdad".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más