Un estudio realizado sobre la copa menstrual ha demostrado que es una opción muy segura, eficaz y realmente económica para vivir la menstruación. Incluso, un 70% de las mujeres encuestada reconoce que quiere seguir usándola.

La copa es la mejor opción para el medio ambiente al ser reutilizable

Además, es reutilizable, por lo que provocaría menos residuos, es más eficaz y mucho más segura que otros productos como son los tampones o las compresas, según un estudio realizado por la revista de ámbito médico “The Lancet”.

El análisis corrobora que, hoy en día, un total de 1.900 millones de mujeres alrededor del mundo estarían menstruando, para ser más concretos, un 26% de la población total, lo que hace que una Mujer pase, de media, unos 65 días a lo largo del año con su flujo sanguíneo, por lo que habría un gran negocio alrededor de esta necesidad.

El resultado del estudio llevado a cabo por los científicos y publicado por la mencionada revista de salud ha consolidado la idea de que la copa, que es un verdadero éxito a nivel internacional, pero han avisado que es necesario hacer un estudio “de buena calidad” que trate la eficacia de la copa en relación a los costes de producción y al efecto en el medio ambiente.

De hecho, este es el primer estudio que se ha realizado sobre la copa menstrual, que es un utensilio completamente desconocido para la mayoría de la población.

La copa menstrual estaría sustituyendo poco a poco a los tampones y compresas

El estudio fue llevado a cabo teniendo en cuenta un total de 43 investigaciones que se habían realizado previamente, además de llevar a cabo una serie de preguntas a casi 3.320 mujeres sobre el empleo de la copa menstrual.

Un 70% de las mujeres encuestadas admiten que volverían a usarla y lo harán en lugar de tampones o compresas.

Los investigadores se han centrado en las posibles fugas y los efectos secundarios que podría provocar su uso como pueden ser heridas de manera superficial en la piel o problemas en la microflora de la vagina; los efectos en el aparato reproductivo, urinario o digestivo; o cuál es la seguridad a la hora de usarla si las condiciones higiénicas no fueran buenas.

Algunas de las cosas que no se conocen sobre la copa menstrual son que puede estar realizada de tres materiales: látex, silicona o caucho. La copa se encarga de recoger la sangre, no la absorbe como es el caso de los tampones o las compresas. Hay que vaciarla cada cuatro o doce horas, según la cantidad de flujo o el tipo de copa que utilicemos. Las autoridades sanitarias no recomiendan que quede dentro del cuerpo durante mucho tiempo, al ser reutizables (pueden durar hasta diez años) son mucho más económicas.

Si es de silicona, no se debe usar jabón para limpiarla.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más