En Estados Unidos, un equipo médico se ha visto obligado a extirpar una garrapata del tímpano del oído de un niño de tan solo nueve años de edad.

El pequeño había ido al médico por culpa de un zumbido que sentía en su oído. Una vez en el centro hospitalario, el doctor descubrió una garrapata y decidió que había que extirpar el ácaro en quirófano para evitar que el tímpano sufriera daños serios.

Según varios medios estadounidenses, los médicos tuvieron que operar al pequeño porque la garrapata estaba enganchada en el propio tímpano, y se arriesgaban a hacer daño al paciente.

El menor reside en el estado norteamericano de Connecticut y llevaba varios días quejándose de una sensación rara dentro de su oído derecho. En un momento dado, empezó a notar un zumbido.

Los padres decidieron llevar al pequeño al hospital alertados

Según la CNN, el médico otorrino que atendió al pequeño descubrió una garrapata que estaba enganchada en el tímpano del oído derecho. Además, la situación se había complicado debido a que el tejido del oído se había inflamado por culpa de la picadura del propio animal.

En un primer momento, el médico apostó por extirpar la garrapata, pero se percató de que estaba muy enganchada en el tímpano. Si seguía forzando, se arriesgaba a que se produjeran daños serios por un posible desgarro en la membrana de la zona del tímpano.

Por esa razón, los especialistas decidieron llevar al pequeño al quirófano de urgencia y anestesiarlo. De esta manera serían capaces de quitar la garrapata sin riesgo.

Se trataba de un ectoparásito de los que suelen atacar a los perros, que no suelen provocar enfermedades de gravedad en los humanos. No obstante, el niño fue tratado con antibióticos para evitar una posible infección.

Otros tipos de garrapatas sí pueden resultar más peligrosas, ya que son vectores de muchas enfermedades infecciosas como el tifus o la enfermedad de Lyme. Estos ácaros suelen atacar a muchos mamíferos, entre los que se encuentran los seres humanos. En este caso, el niño no tendrá problemas secundarios por la presencia del animal en su oído.

Normalmente son retiradas con pinzas

En caso de tener que retirar una garrapata, este paso se debe hacer con la ayuda de unas pinzas y con cuidado de que que no quede ninguna parte del aparato bucal del ácaro adherido a la piel de la persona afectada.

No es la primera vez que una garrapata acaba dentro de un oído o de la nariz de una persona o de un animal. Pero en estos casos los médicos tienen mucho más cuidado a la hora de evitar daños graves y las extirpan con rapidez, ya que la enfermedad de Lyme es una dolencia con consecuencias graves: mialgias, cefalea, malestar general, cansancio o fiebre.

Incluso puede llegar a dañar el corazón, el sistema músculo- esquelético, el sistema nervioso o la piel. Sus consecuencias pueden durar mucho en el tiempo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más