Ophelia Morgan-Dew, una pequeña nena de tan solo tres años, desde este martes ha sido noticia en varios medios de comunicación británicos. La niña registró una puntuación de 171 para una prueba que mide el coeficiente intelectual (C. I.), superando por 11 puntos el coeficiente de los famosos Albert Einstein y Stephen Hawking, estimado en 160 puntos, sin embargo, hay posiciones que no confían en que los físicos hayan presentado la prueba.

El actual promedio del coeficiente intelectual es de 100 puntos

Para colocar en contexto la información, a partir de los 140 puntos se puede caracterizar como "genio" a una persona. La puntuación media de la población actual es de 100 puntos, con un rango de 85 - 115 puntos. La pequeña Ophelia ha roto el récord de ser la persona más joven del Reino Unido en ingresar a Mensa, la sociedad de personas de alto cociente intelectual más antigua y extensa del mundo.

Sólo el 2% de la población mundial puede ser miembro de esta agrupación para superdotados, ya que para ingresar se debe poseer un C. I. superior a 132 puntos.

Con este resultado, Ophelia también destrona a un par de adolescentes, Arnav Sharma de 12 años y Rahul Doshi de 13 años, ambos con un C. I. de 162 puntos en la prueba de Mensa, ambos habían sido reconocidos en 2017 como los Niños más inteligentes del Reino Unido.

En una entrevista que dieran sus padres a un medio local, refieren que la niña genio puede recordar eventos vividos al año de edad. Ya desde los ocho meses, observaron en su hija, algunas características muy diferentes al común desarrollo de los niños de su edad. Natalie Morgan, su madre de 31 años, comenta que la primera palabra de Ophelia fue "hiya", de 2 sílabas en lugar de 1 como la mayoría de los niños.

Dijo colores, letras y números mucho más temprano que los niños de su edad. Repetía el abecedario a sus tempranos dos años.

Los padres reconocen haber reconocido el intelecto superior de su hija, al momento de ella ingresar a la guardería. Esto los motivó a buscar la ayuda de un psicólogo especialista en estos casos, para ayudar a su hija Ophelia, sin forzarla y sin dejar de estimularla, como refiere Ben Dew, su padre de 40 años. Agrega su padre que la niña desarrolla ideas propias, además de ser posible mantener una conversación con ella.

Hablar con Ophelia es similar a realizarlo con una persona de 19 años

Sus padres afirman en la entrevista que Ophelia, aparenta comprender y asimilar todo, mucho más rápido que los niños de su edad; es como mantener una conversación con una persona de 19 años. Sin embargo, a pesar de la gran diferencia con la capacidad intelectual de otros niños, la niña sigue patrones normales de cualquier niño de su edad: le gusta jugar, correr y saltar.

Para ambos es importante que su pequeña nena esté sana y sea feliz.

Según Carmen Sanz, presidenta de la fundación El Mundo del Superdotado, considera muy excepcional este caso, ya que forma parte del exclusivo 1% de personas más inteligentes de todo el mundo, el 0,03% según los datos proporcionados por fuentes británicas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más