Después de 8 años de larga espera e investigaciones sobre el caso Nóos, por fin se ha dado el dictamen correspondiente a los implicados. Hace pocos días se daba a conocer ante el mundo la sentencia que interpondría el Tribunal Supremo [VIDEO] a Iñaki Urdangarin por los delitos de corrupción.

Más fue hasta el día de ayer en horas de la mañana que la Audiencia Provincial de Palma [VIDEO]comunicó al cuñado del Rey Felipe VI el tiempo que tendría para ingresar a prisión.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Iñaki Urdangarin llegó aproximadamente a las 12:15 de la mañana a la Audiencia y tan solo tardó 10 minutos en aquel lugar, donde se dio a conocer la decisión.

Iñaki Urdangarin pronto en prisión

A Iñaki Urdangarin le dieron tan solo 5 días para ir a prisión, es decir para el día lunes 18 del mes en curso, el cuñado del Rey Felipe VI estaría entrando en la prisión de su preferencia para cumplir la condena de 5 años y 10 meses por los delitos de corrupción.

Dentro de este tiempo a Iñaki Urdangarin se le es permitido despedirse de sus familiares en Ginebra, pero más tardar el día lunes ya debería estar de vuelta para ingresar a prisión. Todo aquello porque no se le había retirado el pasaporte y estaba ya acordado con la Audiencia.

El esposo de la Infanta no perdió tiempo y apenas al saber la decisión voló a Ginebra para arreglar algunos asuntos. O por lo menos es lo que se supone, puesto que tanto su llegada como su partida fue algo rápida.

Demás implicados en el caso Nóos

Iñaki Urdangarin no fue el único en recibir su merecido por sus delitos. Pues Diego Torres, socio del marido de la Infanta fue el primero en recoger el mandamiento para cumplir su condena, la que coincidía con la de Urdangarin. Ambos pasarían el mismo tiempo tras las rejas.

Más uno de los condenados a prisión que no se dejó ver en las adyacencias de la Audiencia Provincial de Palma fue Jaume Matas, quien comunicó a través de sus abogados que ya se encontraba en la prisión de Aranjuez. Lugar donde había ingresado voluntariamente, por lo que no comparecería en Palma. Situación a la que debería estar acostumbrado, ya que no es la primera vez que recibe una condena para ir a prisión.

Después de tantos años finaliza una historia de corrupción que al parecer no tenía fin, debido a la posición privilegiada en la cual Urdangarin se encontraba, se pensaba que jamas se vería siendo juzgado por la justicia. sin embargo en esta ocasión la ley fue aplicada con todo su peso sin ser atenuada por su status.