Más de una semana mencionando a los 629 migrantes que el Aquarius había podido rescatar la madrugada del domingo pasado. Ahora ya son 630, una de las 7 mujeres embarazadas que viajaban a bordo a dado a luz los últimos días.

El operativo de acogida ha sido une éxito, tanto que a última hora de la tarde de ayer, ya había datos oficiales sobre el estado de salud de las personas rescatadas.El primero de los tres buques que transportaba a las personas rescatadas en el Mediterráneo [VIDEO] la semana pasado llegó a las costas de Valencia minutos antes de las 7 de la mañana. Desde que divisaran el puerto y el personal que los aguardaba pudo escucharse frases de gratitud.

Algunos se animaron a bailar y cantar para demostrar su agradecimiento y alegría, otros prefirieron escribir sus camisetas con frases como "Sierra Leona dice gracias España" o "Yo confío en España".

El primero en arribar al puerto de Valencia fue el buque italiano Dattilo, una embarcación que el Gobierno de ese país puso de apoyo al Aquarius. En el viajaban 60, de los 123 menores que no están acompañados.

Más de 2.000 personas entre efectivos policiales, personal médico, traductores y coordinadores aguardaban en tierra el desembarco de los primeros migrantes. Un equipo de médicos ingresó al barco ataviados con monos blancos, mascarillas y guantes para realizar una primera comprobación del estado general del pasaje. Especialmente para detecta si existía enfermedades contagiosas y si alguna de las personas, que llevan desde el 8 de junio en altamar, necesitaba atención médica urgente.

De hecho, el desembarco de las 270 personas que se encontraban a bordo de este buque fue mucho más lento de lo que se estimaba. Jorge Suárez, Subdirector de emergencias de la Generalitat de Valencia, ha hecho referencia al estado de salud de estas personas. Muchas presentan quemaduras en la piel, y unas cinco han tenido que ser transportadas en sillas de ruedas.

Los menores están algo abatidos, los largos días de viaje y el operativo no dejan de ser una situación de nerviosismo e inquietud. Tanto este grupo de personas, como los que estaban a bordo de la otra embarcación italiana han sido los que peor estado anímico presentan. El personal de las ONG no suben a buques militares, por lo que estas personas no han estado acompañados por ellos durante estos últimos días.

Luego del desembarco de los tres buques, [VIDEO] las personas rescatadas pasaban a unas carpas para ser identificados correctamente. La gran mayoría no portaba documentación. Cada migrante ha recibido tres documentos de los que podrá hacer uso los próximos días.

El primero es la tarjeta que los autoriza a residir en territorio español durante 45 días por razones humanitarias. La otra credencial es la solicitud de asilo o refugio que pueden pedir durante ese tiempo y el tercer documento es una solicitud de permiso para residir en Francia. Solo algunas personas de origen argelino han utilizado esta opción.

El segundo barco en atracar fue el Aquarius, lo hizo cerca de las 11 de la mañana, cuatro horas después que el primer buque. Del barco que hace 8 días salvó la vida de 629 personas, solo han bajado 106 migrantes. Emocionados, abrazaban al personal de la embarcación antes de pisar tierra.

Sobre las 13 horas, llegaba a las costas valencianas el Orione, el segundo barco que la marina italiana tuvo a bien consignar para prestar labores de ayuda al Aquarius, después que el ministro Salvini decidiera cerrar todos los puertos del país a este tipo de embarcaciones de rescate humanitario. De este último descendieron 250 personas, que tampoco tenían acompañamiento de ONG dentro de la embarcación.