Desde que se conociera la agresión sexual múltiple sufrida por una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016, las fiestas regionales están bajo la mira de las autoridades como uno de los focos más recurrentes para agresiones contra las mujeres.

La pasada semana, cuatro jóvenes han sido detenidos [VIDEO] por los Mossos d`Esquadra en inmediaciones de Barcelona. Están siendo investigados por una presunta violación a una joven el pasado 19 de mayo.

La mujer fue auxiliada en la estación de trenes de Molins de Rei con una crisis de ansiedad y la ropa rasgada. Al parecer, cuatro hombres de entre 20 y 23 años la introdujeron, por la fuerza, en el maletero de un coche, cuando la presunta víctima salía de la discoteca Be Disco, a unos 20 kilómetros de Barcelona y situada en el Polígono Industrial El Pla.

Además, por los mismos hechos, están siendo investigados otros dos hombres [VIDEO] de edad similares a los detenidos.

Por otra parte, durante los festejos por la noche de San Juan, estiman que se cometieron al menos otras dos agresiones sexuales. Dos menores de edad (15 años) han presentado las denuncias. Una de estas denuncias se realizó El Puerto de Santa María, en Cádiz y la otra en la localidad de Palamós en Girona.