“No va a haber cambios de salón para ningún alumno”; cuando lees este anuncio en algún lugar de tu colegio o universidad, pierdes toda esperanza. Por una broma pesada del destino, quedaste en un salón en el que no está ninguno de tus amigos. Y no solo eso, sino que te toco estar con más de una persona [VIDEO]que preferirías no ver.

Claro que el primer día de clases es toda una tragedia darte cuenta como tus amigos están casi todos en un mismo salón, mientras que tú te diriges a otro. Si antes ir al colegio o a la universidad te gustaba, o al menos era diferente a lo que es hoy en día, pero ahora la detestas. Y cuando se trata de hacer trabajos en equipo, ni quieres pensar en eso, solo estás en un salón que detestas y no encuentras de ningún modo como mejorar la situación.

Pero en realidad, existen varios tips que puede ayudarte a sobrevivir en un salón que te parece lo peor.

Las mejores recomendaciones

  • Actúa con naturalidad: cada vez que uno entra en un salón en el que no hay nadie con el que te lleves bien, sienten que tus compañeros se dedican a descubrir como molestarte o que haces mal. Esto corta bastante la espontaneidad y uno puede llegar a actuar como un “muñeco de cartón”. Pero el primero paso para crear una buena impresión es que seas tú mismo y que no estés tan pendiente de lo que opinan los demás sobre tu forma de ser, de caminar o de hablar. Asimismo, si entras y los saludas normalmente; esto ayudará a bajar la tensión en el ambiente.Cuando los demás vean que estas segura de ti mismo, ganarás punto a tu favor sin duda.
  • No inicies agresiones: si te toca como compañero alguien que odias, es bastante tentador ponerla cara de pocos amigos para dejar claro que a ti tampoco te agrada verlo. Pero hacerles notar a cada rato que no te gusta tenerlos como compañeros, tal vez no es la estrategia correcta y si vas a tener que convivir con ellos por un buen tiempo, es hora de buscar otro plan de ataque.Si no inicias agresiones y los tratas como seres humanos comunes y corrientes, hay menos posibilidades de que terminen acabando con tu paciencia.
  • ¿Y si ellos me molestan?: ahora resulta que aparte de que te tocó en un salón que no soportas, alguien decide molestarte. La verdad es que te están haciendo la vida imposible y ya que no puedes cambiarte de salón, están pensando muy seriamente en vengarte de ello. Pero ¿Qué puedes hacer en estos casos? ¿Recuerdas haber oído alguna vez que más vale odio a indiferencia? Pues es cierto. Cuando alguien te molesta lo hace para que te enojes, pero si ve que eso no te importa, vas a conseguir más que demostrarle que si te causa daño. Así que no le des importancia.

Trata de darle una oportunidad a tus nuevos compañeros

También se trata de darles chance.

Si desde el primero momento vas pensando que tus compañeros son odiosos, es probable que nunca asientas ganas de hacer amistad con ellos. Pero tal vez resulta que en realidad no son tan malos como parece y que incluso llegan a ser simpáticos en ocasiones.

Estar en un lugar nuevo sin tus amigos, no siempre es una tragedia. Puede ser una oportunidad de conocer gente nueva. Solo se requiere estar dispuesto [VIDEO]hacerlo, así que deja de predisponerte y mejor mantente mente abierta a todas las opciones.