COCEMFE (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica) presento denuncias ante la fiscalía de Valencia y la misma interpuso dos grandes demandas a la compañía de transporte Renfe, se alega desamparo y falta de consideración hacia las personas discapacitadas y con movilidad reducida de la zona de Valencia. Los usuarios demandan que la empresa ferroviaria debe cumplir las leyes en cuanto a las necesidades básicas de transporte para estas personas.

Defendiendo los derechos fundamentales de los usuarios con discapacidades

La primera de las demandas se hizo bajo el juzgado de Primera Instancia se presenta como una defensa de los Derechos Fundamentales y la no discriminación para con las personas con movilidad reducida y otras discapacidades.

La segunda hecha ante el Juzgado Mercantil de Valencia se ejercita como una acción colectiva para cesar la vulneración de los derechos y necesidades de los consumidores con problemas similares. La defensa de las libertades de los ciudadanos con cualquier tipo de disminución física es una temática realmente importante en la sociedad actual, las grandes empresas no solo de transporte sino que manejan cualquier tipo de tecnología deben ser capaces de proporcionar soluciones, beneficios y facilidades para todos por igual, no tiene mucho sentido que se hagan llamar los mejores en sus respectivas áreas y no sean capaces de ofrecer soluciones para aquellos que más las necesitan.

¿Qué exactamente hizo Renfe para ganarse estas demandas de la fiscalía?

Como muchas otras compañías Renfe tiene a su disposición trenes de alta calidad y un montón de recursos bastante impresionantes en cuanto a transporte, pero los problemas de diseño que causaron las quejas de COCEMFE son de lo más sencillos, no hay accesibilidad suficiente para personas, por ejemplo, en sillas de ruedas.

El servicio no está diseñado pensando en que tal vez para alguien con disminución visual se le haría algo complicado subir los escalones con los que cuentan algunos de estos trenes, mucho menos sería capaz de entrar fácilmente alguien en andaderas o silla de ruedas. Esto es algo que probablemente no pasa, porque así lo desea la compañía, pero justamente la falta de conocimiento y consideración de las personas de la empresa y de la sociedad en general es lo que causa este tipo de eventualidades.

Todos deben colaborar en favor de estas personas, ya que realmente no hay motivo para dejarlos sin oportunidades iguales a las de los demás.