El conocido como “el violador de Verneda” salió de la cárcel Brians 2 de Barcelona con una actitud clara, pero dudosa para muchos, de arrepentimiento. Luego de haber cumplido una condena [VIDEO] de 20 años por agresiones sexuales en los años 90, el agresor dice estar muy arrepentido por las 15 violaciones cometidas a distintas mujeres e informó además que en dos oportunidades intentó quitarse la vida.

Ante la prensa, Gregorio Cano dijo estar muy arrepentido y lamentó los varios delitos de abuso a mujeres que cometió, así como también pidió perdón a sus víctimas. Las instituciones penitenciarias informaron y alertaron que el violador no se considera como una persona rehabilitada, a pesar de haber cumplido su condena de 20 años.

Es por esto qué se tiene previsto un seguimiento pasivo a Cano, debido a que, según los informes penitenciarios, el violador de los años 90 no se considera rehabilitado.

Los delitos de Cano

En total fueron 17 agresiones sexuales confesadas por Gregorio Cano, 15 violaciones y 2 intento de violaciones, que fueron cometidas entre los años 1997 y 1998, en distintas instalaciones y edificios de Barcelona. Distintos medios de comunicación informaron que Cano pidió que se le sometiera a una castración química para evitar recaer en actitudes pasadas. A pesar de que los informes apuntaron que Gregorio Cano no está rehabilitado, el mismo afirmó que los programas de rehabilitación son efectivos y a la vez dijo “si uno quiere pueden ser efectivos”

Reacciones de las víctimas ante la noticia

Según la abogada, María José Varela, las víctimas de este violador están preocupadas y angustiadas al conocer que el hombre que abusó de ellas hace unos años está en libertad.

La abogada afirmó que actualmente, tras la noticia, que las víctimas están en estado de estrés, ya que están reviviendo situaciones del pasado que le causaron mucho dolor y pánico.

Valera indicó que las víctimas de Cano, al saber que este quedaría en libertad, se han mostrado inquietas y han revivido todo el pasado. Informó que la mayoría de ellas rehicieron sus vidas, pero actualmente su pasado le causa terror, algunas de ellas ni quiera quieren hablar del tema. Incluso ella ha tenido que comunicarse con ellas a través de sus allegados y no en directo.

Además, María Varela, recordó que Cano esperaba a las mujeres en las puertas de sus casas y las amenazaba con una navaja para luego agredirlas sexualmente.