Siempre controvertido y polémico, el escritor español Arturo Pérez Reverte [VIDEO], autor de sagas literarias tan conocidas como Falcó y Las aventuras del Capitán Alatriste nunca desaprovecha la ocasión para dejar clara su opinión acerca de los temas de actualidad de la política y la sociedad española.

En esta ocasión, en el marco de la presentación de su nueva novela, Los perros duros no bailan, ha lanzado algunos mensajes para aquellos que los quieran escuchar que no dejarán indiferente a nadie. Lo puedes amar o lo puedes odiar, pero Pérez Reverte siempre habla con claridad y eso es un valor que no es fácil de encontrar.

En defensa de la libertad

“Cualquier imbécil puede decir que es Espartaco, pero el nombre hay que ganárselo”. Esta frase extraída de Los perros duros no bailan resume muy bien alguna de las ideas que Pérez Reverte expuso durante la presentación. El escritor mostró su temor a que la libertad de prensa acabe perdiéndose por caer excesivamente en lo políticamente correcto y acusó a las nuevas generaciones de hoy a vivir acostumbrados y acomodados a unas libertades y derechos que ellos creen que están asegurados, pero que en su opinión no lo están.

“Hay que estar preparado para luchar”, arguye Pérez Reverte, que asegura que “no se consigue poniendo tweets”. La lucha, siempre según sus palabras, ha sido fundamental para conseguir la libertad que hoy en día tenemos en occidente, pero que en el resto del mundo carecen de ella.

La verdad, la diga Agamenón o su porquero

Sólo hay que echar un vistazo a un mapamundi para comprobar que lo que dice el escritor es cierto. Si hacemos cuentas de la población mundial actual, nos topamos con que más de la mitad vive en países con enormes restricciones a los derechos y libertades reconocidos hace más de un siglo en la carta de los Derechos Humanos. En Asia, millones de personas viven en condiciones extremas, bien por su pobreza, por lo limitado de sus derechos civiles y políticos o por no tener acceso a bienes básicos como el agua. En África ocurre exactamente lo mismo. Por no hablar de la situación de la mujer en muchos países islámicos.

Por eso, hay que poner el foco en esos problemas, ser conscientes de que no todo está ganado, ni asegurado, en cuanto a la conquista de derechos sociales, laborales o de otra índole. Estar siempre informado es un paso para ello.

Pérez Reverte es conocido por sus frecuentes roces y polémicas, públicas y privadas, con diversos personajes y colectivos, pero en esta ocasión hay que quedarse con un mensaje que muchos deberían grabar en su mente.