2

España tiene una media de 1200 denuncias al año por violencia sexual, pero las asociaciones de mujeres sostienen que no llegan ni a la mitad de los casos reales que se someten en nuestro país. Aun así, somos, dentro de Europa, de los países con menos denuncias registradas por violencia sexual, siendo Inglaterra, Islandia, Suecia y Bélgica los primeros de la lista. El Eurostat afirma que los países con mayor intolerancia a esta clase de delitos son los que tienen mejores indicadores de igualdad de género y por lo tanto más denuncias, por lo que, si España está en los últimos de la lista, no es algo por lo que alegrarse.

El tema de "La manada" ha situado a la opinión pública [VIDEO]al frente, indignada por la condena que se les ha sentenciado a estos cinco hombres (entre ellos un militar y un guardia civil).

Son muchas las personas que comparten en sus redes sociales frases de protesta en contra de los jueces encargados del caso, y son muchos los casos de violencia machista que nuestro país sufre año tras año.

Ejemplos de agresiones y abusos sexuales en los últimos años

  • El 4 de julio de 2012 un hombre reincidente agredió a una joven en el portal de su domicilio, pero no era la única pena que tenía el individuo por estos hechos. Fue condenado a 17 años y 9 meses de cárcel, además de haber sido anteriormente condenado a 18 años por un delito de violación, 11 meses por un intento de agresión sexual y 9 años por una agresión sexual.
  • En 2013 fue detenido en Málaga un hombre de 40 años por dos delitos de agresión sexual y otros dos de abuso.
  • Un funcionario de prisiones, en 2013, mantuvo relaciones sexuales con una interna del psiquiátrico penitenciario durante más de 4 años ayudándose de su cargo. La Fiscalía pedía 17 años y medio de cárcel.
  • Ese mismo año, un hombre fue acusado de maltratar a su mujer, a quién agredía utilizando una habitación de su propia vivienda. La Fiscalía pedía 17 años, pero se vio reducida su condena.
  • Un mensajero que repartía un paquete en Zaragoza, en 2014, fue condenado por abordar a la joven tras abrirle la puerta, quien después de intentar seducirla fue manoseada, desnudada y la intentó penetrar analmente en contra de su voluntad. La condena fue de 2 años de prisión.

Son muchas las noticias de esta índole que se acumulan en los titulares de periódicos, noticias que van pasando desapercibidas y quedan como un número más para contar al final de año en el recuento de agresiones y abusos sexuales.

Hasta que la opinión pública ha salido a la calle para manifestarse por un caso concreto, el de los violadores de San Fermin, quienes han sido condenados a 9 años de prisión por abuso y no por agresión sexual.

Somos de los países con menos denuncias al año, pero los sucesos son mucho mayores [VIDEO] de lo que parece. Poco a poco la población se va haciendo a la idea de la situación y de que la justicia debe cambiar, de hacernos oír y conseguir que se reduzcan los casos de violencia sexual, no las denuncias por ello.

¿Será este el principio del cambio? De nosotros depende.