Luego de la impactante y desoladora decisión del tribunal de condenar a los miembros de “La Manada” a nueve años de cárcel por abuso sexual [VIDEO] y no por violación a una joven de 18 años en 2016, las calles españolas y las redes sociales estallaron.

Hombres y mujeres mostraron su indignación pues la sentencia del tribunal afirma que si bien los cinco sujetos sí abusaron de la víctima, en ningún momento hubo intimidación ni agresión física hacia ella, quien tampoco puso resistencia visible en el momento del ataque, tal como demostró la evidencia: los vídeos que los mismos sujetos grabaron durante el ataque.

Aunado a esto, uno de los jueces afirmó que a veces, en las relaciones sexuales no consentidas, es posible que la víctima sienta placer involuntario.

Por eso, entre las muchas formas que encontraron las personas de demostrar su indignación, está la red social Twitter y el hashtag #Cuéntalo.

El origen de la etiqueta #Cuéntalo

Luego de hacerse pública la decisión del tribunal, la periodista Virginia P. Alonso publicó un artículo llamado “La ‘no’ violación en donde contaba la agresión sexual que sufrió cuando tenía 13 años, mientras estudiaba inglés en Inglaterra. Entre las cosas que narró, describe la sensación de suciedad, suciedad en el alma, que nunca podría quitarse de encima, sin importar cuanto se duchase o limpiase.

Esta nota dio pie a que la escritora Cristina Fallarás compartiese la publicación en su cuenta de Twitter y motivase a otras chicas a narrar sus experiencias de agresión sexual [VIDEO]para dar una voz a esas experiencias silentes.

Su publicación tenía la etiqueta #Cuéntalo y de inmediato se hizo viral en las redes sociales, tanto así que en poco tiempo se hizo tendencia global.

Cuentan su historia

Muchos han usado la etiqueta #Cuéntalo para narrar sus experiencias y mostrar su apoyo a la víctima de La Manada. Además, han expresado su descontento y desprecio hacia las instituciones españolas que respaldaron tal decisión.

Entre estas mujeres, está la youtuber einfluencer María Rubio, mejor conocida como @Miare quien ha compartido múltiples twits que muestran su indignación frente a la sentencia y ha hecho varias publicaciones al respecto, entre esas tenemos: “Hoy todas las mujeres a las calles. Que se entere todo el planeta de esta vergüenza. Que esta chica no se sienta sola. Que comience la autodefensa. La manada somos nosotras.”

Muchas otras víctimas cuentan que fueron ultrajadas en la calle por desconocidos, por jefes abusivos, por doctores al salir del colegio y a punta de navajas y otros objetos punzantes.

Pero más allá de esto, el objetivo de esta etiqueta es crear conciencia y mostrar al mundo que las mujeres siempre han sido víctimas de este tipo de agresiones y que por miedo, por desconocimiento o simplemente por ser un maltrato que se ha hecho común, muchas callan o son casos que no prosperan en la corte.

Sin embargo, más importante aún, esta es una de las formas que las mujeres han encontrado de mostrar su apoyo a la víctima de La Manada, de probarle que no está sola y que serán la voz que no podrán callar.